martes, 2 de octubre de 2007

74.-"En el desierto no hay atascos "(1)

• Nací en un campamento nómada entre Tombuctú y Gao, al norte de Malí. Durante toda mi juventud recorrí las arenas con camellos, cabras, vacas, corderos y asnos en busca de nuevos pastos. Caminábamos hacia la vida. El agua, la navegación. No conocí más que los horizontes infinitos, las noches bajo la jaima, las hogueras de leños, los pozos y el ganado.

• Vivíamos como nuestros antepasados, pero llego la sequía y resultó imposible mantener este tipo de vida.

• En la ciudad, los otros niños nos rechazaban porque no entendíamos su idioma, éramos salvajes, éramos tuaregs. Nuestro universo se vio limitado al círculo familiar. Necesitábamos amor para curar la herida de la ausencia.

28 comentarios:

filoabpuerto dijo...

Hemos incorporado este curso una nueva categoría: LEER PORQUE SÍ.
En ese apartado, expondremos extractos de libros. El primer libro que estamos leyendo colectivamente es "En el desierto no hay atascos" de Moussa Ag Assarid y es nuestra compañera Amal El Mansauri, la encargada de presentarnos fragmentos de él.


Os animamos a que comentéis lo que os sugiera cada fragmento.

Amal El Mansauri (2º Bach B) dijo...

Los tuareg son un pueblo nómada bereber que habita en el desierto del Sáhara, y que tienen su propia escritura, el tifinagh.
El pueblo Tuareg habita en la zona central y occidental del Sáhara y el norte del Sahel. Para los Tuareg, el Sáhara no es un desierto, sino varios unidos que reciben el nombre de Tinariwen "los desiertos". De entre los desiertos del noroeste de África, destaca el de Tenere. También se pueden citar numerosos desiertos, que ellos diferencian entre más y menos áridos, llanos o montañosos: Adrar, Tagant, Tawat (Touat) Tanezruft, Adghagh n Fughas, Tamasna, Azawagh, Adar, Damargu, Tagama, Manga, Ayr, Tarramit (Termit), Kawar, Jado, Tadmait, Admer, Igharghar, Ahaggar, Tassili N'Ajjer, Tadrart, Idhan, Tanghart, Fezzan, Tibesti, Kalansho y el Desierto Libio.

merce padilla dijo...

"no conocí más que los horizontes infinitos", bella frase y, desde luego no es poco conocer eso.

Nuestras miradas, en las ciudades, "chocan" contra las paredes de los edificios, por eso, cuando la proyectamos al océano, sentimos esa infinidad que todos necesitamos. Afortunadamente ,nos rodea un bello mar por donde "navegar" la mirada.

Rubén 2ºB Bach dijo...

me ha encantado el texto, sobre todo la frase " Necesitábamos amor para curar la herida de la ausencia " Es cierto, que el amor junto con el tiempo son la panacea de todos los males, aunque no nos hagan olvidarlos.

cris 2º bachillerato dijo...

a mi este apartado me ha parecido muy interesante porque nos cuenta como es la vida lejos de aqui.una frase que me ha gustado mucho es la que dice "no conoci mas que los horizontes infinitos" ya que es cierto porque la vida alli es totalmente diferente, no hay edificios tal altos como aqui que nos impiden ver ese horizonte.

yake 2ºbach.b dijo...

es dificil vivir en esas condiciones. es normal que las eche de menos cuando a estado la mayor parte su vida viendo ese horizonte con el cual se a levantado todas las mañanas desde que nació.son dos vidas diferentes con costumbres distintas y es dificil abandonar una para aprender de otra.

yake 2ºbach.b dijo...

Sorry, me faltó una h !
es ha estado

Itziar 2º Bachillerato A dijo...

El texto es bonito, sobre todo destacaria una frase "CAMINABAMOS HACIA LA VIDA" ellos eran nomadas que estaban apartados de la sociedad. La gente, al llegar a la ciudad, les miraban como si fueran cosas raras, en nuestra sociedad estamos acostumbrados a mirar mal a las personas que vienen de otro pais y para adaptarse pasa mucho tiempo! Nuestra sociedad deberia modernizarse e ir adaptandose a que los nuevos tiempos e integrar a la gente de otros lugares

Jonay 2bach A dijo...

Yo pienso que siempre es difícil adaptarse a unas nuevas costumbres, ya que al pasar un tiempo en un lugar ya formas parte de él y más si en este has tenido buenos recuerdos.Lo que te identifica a lo largo de tu vida son las costumbres, los recuerdos y los hechos que te marcan y te hacen diferentes de los demás.Un Tuareg llevara siempre el desierto en su corazón.

monica kang liu-2ºbach B dijo...

Este texto es interesante porque habla de la importancia del agua en el desierto que se supone la fuente de vida para la gente que vive alli, y por otro lado habla de la dificultad de comunicacion entre diferentes idiomas, ya que este es muy importante para la comunicacion.

Aura (2º Bach B) dijo...

Casi nunca o nunca nos paramos a pensar un segundo en como viven los demás. Tenemos casi todo lo que podemos desear, un lugar donde vivir, comida, familia, amigos.
Nuestro vecino desierto ha sido desde hace siglos la meta de bohemios, soñadores, aventureros y eruditos que buscaron en el saber perdido.
El Sahara fue siempre un lugar plagado de misterios no sólo para los historiadores, sino también para las diferentes culturas mediterráneas que pasaron por él. Los griegos situaron allí varios episodios de su mitología y eruditos romanos, como es el caso de Pomponio Mela, describieron en sus escritos encuentros con seres fabulosos a los que denominó Blemyes. Según las crónicas de la época tales monstruos no tenían cabeza, aunque algunos arqueólogos modernos como Henri Lothe explican estas descripciones por la impresión que supuso el encuentro con hombres que portaban velo, lo que impedía ver sus rostros. El riquísimo folclore de la zona describe no sólo seres de este tipo, sino otros todavía más extraños. La aisha kandisha, una hermosa mujer de largos cabellos y pezuñas de cabra que seduce a los hombres para comérselos; La thamza, una anciana pordiosera que se alimenta de la sangre de los niños; El erian, patriarca del mundo de los genios, tocado con una larga y espesa barba blanca y de gran altura. Todo un zoológico de seres imposibles que haría volar la imaginación del mejor de los novelistas.
En este artículo se nos habla sobre los tuaregs, más conocidos en Occidente como "los hombres azules", son sin duda una de las tribus más míticas de toda África. El insólito color de su piel se lo deben a que las largas túnicas con las que van vestidos están teñidas de índigo, un colorante vegetal que se va disolviendo con las altas temperaturas a la vez que impregna su dermis. Esto reduce al mínimo la sudoración, con lo que la pérdida de líquidos es casi nula. Un método muy efectivo para sobrevivir en unas condiciones extremas.
En la actualidad apenas quedan unos trescientos mil tuareg diseminados por un territorio de un millón y medio de kilómetros cuadrados. Se dedican al pastoreo y quedan muy pocas tribus realmente nómadas. En sus periplos anuales en busca de pasto pueden llegar a superar los 1500 kilómetros de travesía, entre Argelia, Níger y Mauritania. Se orientan para tales menesteres exclusivamente por las estrellas, que no sólo los guían en el duro camino, sino que los llevan hasta los pozos de agua que ellos únicamente conocen. En resumen, una vida de otros tiempos que hoy en día está a punto de desaparecer.

alejandro2ºbach.(indignado) dijo...

A Mercedes:deberias poner textos que hablen de algo concreto o tengan algun interés.Eta tonteria no me merece ningun comentario,;no es mas que pura contemplacion.

merce padilla dijo...

Alejandro:
No seas "chinchoso", la pura contemplación, como dices, no es poca cosa. Contempla, pues.

JORGE.A dijo...

*LOS HOMBRE DEL VELO AZUL:

- Los tuareg han sido siempre, en Europa, un producto de la imaginación popular: jinetes sobre elegantes camellos, viajeros en una tierra infinita, los últimos pueblos libres sobre nuestro planeta. Su conocimiento está teñido de ideas románticas, pero la realidad de estos grupos pastores muestra una difícil adaptación a un medio áspero, frecuentes períodos de hambre y una libertad restringida a las necesidades de pastos para sus rebaños, de los que los tuareg son absolutamente dependientes. La escasez de alimentos les ha obligado a practicar el pillaje como actividad económica, pero en la antigüedad fueron un pueblo poderoso y temido, en guerra permanente contra las ricas ciudades de la cuenca del Níger. En época colonial y, después, con la creación de las naciones africanas, han sostenido luchas desesperadas para mantener su independencia y libertad de movimientos. En la actualidad, su destino es la sedentarización y la necesidad de buscar nuevos medios de vida.Por lo tanto me parece bien que se hable de un tema tan importante como la supervivencia de los tuareg en el desierto.Ya que el continente Africano siempre ha estado marginado por los paises desarrollados.

Sara Perera (4ºA E.S.O) dijo...

EL AGUA TAN IMPORTANTE Y TAN PRECISA.

Siempre es difícil adarptarse a nuevos lugares,es un texto importante e interesante,el agua es importante en el desierto,se supone la fuente de la vida para la gente que vive allí.Y por otro lado habla de la dificultad de comunicación entre diferentes culturas.El texto hace comprender la importancia sobre las cosas que un día tenemos y podríamos perder en un momento.

José David Luis 4ºA ESO dijo...

LA SOLIDARIDAD COMO VALOR MORAL


Este fragmento es bonito y nos ayuda a comprender lo difícil que es la vida lejos de aquí. “Caminábamos hacia la vida”, me gusta mucho esta frase porque están apartados de la sociedad. Nuestro país tiene que modernizarse y acoger a las personas k vienen de otros países y ayudarlos; ya que para ellos es tan difícil adaptarse a nuestro medio, nuestras costumbres y hemos de ser solidarios.

Sarai Diáz(4ºA E.S.O) dijo...

CON EL CARIÑO DE LOS NUESTROS PODEMOS SUPERAR LAS DIFICULTADES.

El texto me parece muy interesante, ya que vemos como viven algunos niños en otras partes del mundo donde se encuentran en un lugar apartado lejos de las grandes ciudades y sin saber todo lo que existe en otras partes del mundo y cuando llegan a estas ciudades sienten como un gran rechazo y necesitan el amor de su circulo familiar para poder continuar, ya que en momentos como estos necesitamos a nuestra familia que nos proporcionan una a gran ayuda continuamente en nuestras vidas

Nico (4ºA E.S.O) dijo...

CONOCER NUESTRAS RAICES NOS AYUDAN A CONOCERNOS MEJOR

Yo pienso que la gente no debe discriminar a las personas por su forma de vida ya que porque seamos de otra manera no nos tienen por que tratar peor y ese magnifico texto nos enseña a querer a nuestros antepasados ya que conocerlos a ellos nos puede ayudar mucho en nuestro futuro; cuando algunas personas nos discriminan gracias a ellos nos sentimos queridos por eso este texto me parece muy interesante.

DAILOS CASTAÑEDA(4º A E.S.O.) dijo...

EL TUAREG SIEMPRE LLEVARÀ EL DESIERTO EN SU CORAZÒN

yo opino que siempre es dìficil acostumbrarse a nuevas costumbres.Al pasar tiempo en un lugar ya te sientes parte de èl y màs si en èste has pasado momentos felices.Lo que te identifica a lo largo de tu vida son las cosas que hagas diariamente.Por eso este niño nunca olvidarà el desierto.Siempre lo llevarà dentro de èl.

DANIEL Y JAVIER ( 4ªA E.S.O) dijo...

LA VIDA DURA DEL TUAREG

Nos cuenta la vida de un niño en el desierto y nos ayuda a saber como es la vida en otros lugares y en como vivían nuestros antepasados en el desierto viviendo como nómadas. Nos comentan que los niños al ir a otro lugar y no entiende otro idioma al no ir a la escuela se sentían rechazados por los demás

Loly López (4ºA E.S.O.) dijo...

"NO ELEGIMOS EL LUGAR EN EL QUE NOS TOCA VIVIR PERO SÍ COMO QUEREMOS VIVIR NUESTRA VIDA"
El texto nos hace comprender que el amor es muy importante porque nos ayuda a aliviar las tristezas.El personaje de esta historia nos cuenta como es la monotonía de la vida nómada, también nos habla de la importancia del agua y de como se siente rechazo al llegar a un lugar al cual no pertenece.Esto me hace recordar a lo que hablamos en ética sobre que nosotros no podemos elegir el lugar en el que nos toca vivir pero si como hacerlo

Anónimo dijo...

Hola mercedes eres muy buena como profesora pero tienes unos disparos en la cabeza que no son normales se que es tu forma de pensar, pero no todo el mundo no piensa como tu. un beso muy grande

merce padilla dijo...

A JORGE A:

Jorge, ¿eres Jorge Alonso?
Dónde estás este curso?

Un abrazo, ya nos cuentas ¿vale?

merce padilla dijo...

A ANÓNIMO:

¿no todo el mundo no piensa?

ahí hay dos negaciones juntas...
mira a ver que me quieres decir.

maria 2ºnocturno dijo...

Me gustaría destacar una serie de frases:

-“Caminábamos hacia la visa”: lo que me sugiere esta frase es que andar, recorrer lugares y aventurarse hacia lo nuevo es su forma de ganare la visa, para sobrevivir.

-“No conocí mas que los horizontes infinitos”: para mi, esta frase tiene un significado negativo. Lo que expresa un poco es el sufrimiento e ganarse la vida. De caminar y caminar hacia algún lugar y no poder hacer mas que eso.

-“Vivíamos como nuestros antepasados”: explica que no han evolucionado, que en años no se han producido cambios o desarrollos positivos en sus vidas. Pero y creo que su mente, su forma de pensar sí. Y se dan cuenta que no pueden mantener ese tipo de vida.


De esta manera yo he interpretado el texto. También creo que es una manera de entender y de colocarnos en el lugar de otras personas de otros países en vía de desarrollo. Y que no estaría nada mal ser un poco más solidarios.

Yoana 2ºbach nocturno dijo...

Siempre he visto la típica foto del desierto, los camellos, los tuaregs y su sombra en la arena; Comprendía que allí no existía nada más. Pero ahora que leo el relato del protagonista me doy cuenta de que la vida de estas perdonas contiene mucho más que la simple mirada al horizonte. Ahora me gustaría saber (ante la ignorancia de conocer nuestra forma de vida) como se sentiría un tuareg si estuviera por primera vez ante un rascacielos, y como actuaría en nuestra sociedad, sin haber tenido ninguna idea sobre ella.

rosely dijo...

El texto me parecio muy interesante, ya que nos cuenta como es la vida de ese sitio sin omitir nada. Te das cuenta de la vida tan dura que llevan la mayoria de las personas que no estan en nuestro entorno.

LULY 2BACH dijo...

A mí parecer, hay gente muy cruel con los inmigrantes. Soy extranjera y sé que como yo muchas otras personas tratan de adaptarse; pero las personas nativas de ese lugar hace que sea más difícil y doloroso soportar tantos cambios en la vida. Sé que en África se pasan muchas necesidades como en otras partes del mundo. Los individuos que nombra el texto quieren salir adelante y progresar y obtener un mejor porvenir, pero estos son rechazados por las personas originarias de ese país, estas personas no son conscientes de la situación moral del inmigrante. Ésta es una clara muestra de la falta de solidaridad. En conclusión creo que debemos ayudarnos mutuamente, puesto que a veces en la vida nos toca ser inmigrantes (al menos a la inmensa mayoría de la gente)