viernes, 7 de marzo de 2008

125.-Lo fundamental y lo accesorio

Un hombre se perdió en el desierto. Al cabo de unos días, ya a punto de morir de sed, vio que una caravana se acercaba. Como pudo, llamó la atención de los viajeros, que presurosos se dirigieron hacia el necesitado. Éste, con un hilo de voz apenas pudo decir:
-Aaaguaa.
-Pobre hombre, parece que quiere agua, rápido, traigan un pellejo- reclamó uno que parecía el jefe.
-Un pellejo no, por Dios –interpeló otro-, no tiene fuerzas para beber en un pellejo, ¿no se dan cuenta? Traigamos una botella y un vaso para que pueda hacerlo cómodamente.
-¿Un vaso de cristal? ¿Estás loco o qué te pasa?-protestó otro de los presentes-. ¿No ves que lo cogerá con tanta ansia que puede romperlo y dañarse? ¡Traigamos un cuenco de madera!
-Aaaguaa…susurró el moribundo.
-Creo que ustedes se han vuelto locos –agregó un cuarto hombre-. ¿Es que acaso no recuerdan que tenemos un vino excelente? Siempre lo reanimará más un buen vaso de vino que el agua. ¡Traigamos el vino!

-Beebeeer –imploró el sediento con sus últimas fuerzas.
-Seguro que el desierto los ha hecho perder el juicio. ¿Cómo vamos a darle vino sin saber si este hombre es musulmán? ¡Estaríamos obligándolo a cometer un gran pecado! Preguntémosle antes si es religioso-solicitó otro hombre de aspecto bondadoso.
-Pero ¿es que de verdad piensan darle de beber aquí a pleno sol? Antes tenemos que ponerlo a la sombra; yo tengo ciertos conocimientos de la medicina y les digo que este hombre está ardiendo de fiebre y agotado. Llevémoslo a la caravana y pongámoslo en una cama –intervino otro de los presentes.

A los mercaderes no les dio tiempo a discutir más, aquel hombre acababa de fallecer en sus brazos.
Post de Mónica 2º Bach B

19 comentarios:

yanira yanes 2ºb. bach. dijo...

Con esta historia a mi me parece que se quiere dar a entender que no hay que fijarse o centrarse mas en lo material que en lo necesario y primordial, ya que por intentar tenerlo o hacerlo todo olvidas lo fundamental.

Sebastian 2 bach dijo...

Es cierto que en la vida nos preocupan cosas que tienen poca importancia, cosas insignificantes, pero nadie en su sano juicio se pondria a discutir de que manera hay que darle agua a un moribundo.

ALEJANDRO 2ºBACH dijo...

Es consustancial a ciertos intelectuales y demás dedicarse a definir un problema en lugar de solucionarlo. Estas personas están demasiado abstraidas y ocopadas creyendose superiores que no hacen nada productivo. Gilipoyas perdidos

Rubén Palmero 2ºB Bach dijo...

Como podemos ver en el texo, la escesiva preocupación por lo superfluo ignorando mientras lo verdaderamente importante puee traernos desagradables consecuencias. Este tipo de conducta está muy presente en la sociedad actual, donde el culto al cuerpo hace que nos olvidemos de cultivar nuestra alma, que os lo realmente importante

fran y silvia t.p 2º bachiller dijo...

Bajo nuestro punto de vista, como de costumbre, aqui se ve claramente como tenemos esa cierta tendencia a centrarnos en detalles que no son tan importantes como el problema en cuestión, ya que ese hombre no necesitaba ni vino, ni agua en un vaso de cristal o en un cuenco de madera, sino simple y llanamente agua para sobrevivir.

Dayari 2º bachiller dijo...

Me parece una verdadera perdida de tiempo su discusión, se preocuparon más por como darle el agua que en dársela y a consecuencia de esto el hombre murió. Si en vez de ponerse a discutir le hubiesen dado el agua, como él pedía,se hubiera salvado.
Esto pasa también en la realidad, que muchas personas en vez de centrarse en el verdadero problema se van por otras ramas, hacen cosas que no tiene que ver.

Dayari 2º bachiller dijo...

Me parece una verdadera perdida de tiempo su discusión, se preocuparon más por como darle el agua que en dársela y a consecuencia de esto el hombre murió. Si en vez de ponerse a discutir le hubiesen dado el agua, como él pedía,se hubiera salvado.
Esto pasa también en la realidad, que muchas personas en vez de centrarse en el verdadero problema se van por otras ramas, hacen cosas que no tiene que ver.

Itziar 2º Bachillerato A dijo...

En mi opinión, los viajeros, no tuvieron capacidad de pensar en que el hombre, ya moribundo, necesitada el agua para poder sobrevivir. Con este ejemplo, se puede demostrar que las personas se fijan solo en los detalles menos importantes, en vez de preocuparse en lo que realmente es necesario para resolver un problema grave.

HAMILTON STEVEN dijo...

Mi opinión personal sobre este tema es que debemos ayudar a las personas que verdaderamente lo necesitan sin condiciones.Sin pensarlo mucho porque las buenas acciones surgen en el mismo instante que se producen los problemas. Podemos saca esta conclusión tambien como una "moraleja" del texto, la vida depende las opciones que tomamos.

Rosely 1Bach dijo...

En mi opinión,esta fábula nos representa claramente nuestra vida diaria. A veces no interesamos por los pequeños detalles y olvidamos las cosas que de verdad son importante y escenciales,como en esta fábula, el hombre no necesitaba nada de lo que le brindaron, sinó un poco de agua para poder subsistir y seguir su camino.

Cristian2ºBachiller dijo...

Me parece un texto interesante ya que te da a demostrar que en la vida hay que ir primero a lo necesario y esencial antes que los caprichos.

cris 2º b bach dijo...

yo creo que nos quiere enseñar o recordar que a veces olvidamos lo que es mas importante y que verdaderamente necesita cierta importancia.en ese texto por ejemplo el pobre hombre que estaba muriendose de sed no pudo salvar su vida ya que esos hombres no supieron lo que era mas importante en ese momento que era darle algo para beber no la forma en que darselo.

JONH7 ( 2º A BACH. ) dijo...

Para mi, este texto nos refleja que en la vida hay que hacre las cosas antes de que sean demasiado tarde.Por ejemplo, fuera del conexto, encontramos situaciones de este tipo, como en el amor, que amamos a personas a veces demasiado tarde.

Jonay García 2 Bach dijo...

Yo creo que cuando una persona necesita nuestra ayuda no hay que pensarselo dos veces.De nuestra respuesta depende que ese problema se solucione o no y de que la situación de esa persona mejore.En mi opinión,nuestro corazón es el que decide y éste no nos engaña, por lo que hay que seguir su impulso.

monica kang liu 2ºb bach dijo...

En el texto, por los interminables discusiones de los mercaderes, el hombre murió, esto pasa por no tener claro la idea de lo fundamental y lo accesorio, ya que lo fundamental en este caso es el agua, pero los mercaderes les dieron más importancia los bienes complementarios, que no son importantes a la hora de una situación como esta.

Sarai (2º Bach B) dijo...

Este texto da a entender que hay personas que se preocupan por cosas que no tienen la más mínima importancia, como por ejemplo en que recipiente darle agua ¡qué más dará eso! lo que necesitaba ese pobre hombre es agua nada más, eso era lo esencial y esto ocurre a diario en muchísimas cosas y a veces no nos damos cuenta de que le damos importancia a cosas que no la tienen y no miramos lo esencial.

Maguer 2º Bach B dijo...

En este diálogo se aprecia la ignorancia de la gente cuando no ha sufrido y no pueden ver el sufrimiento en los otros porque no lo conocen, reparando en lo que no tiene importancia no ven lo que es importante

Larrey dijo...

una reflexión de lo más interesnte. No sé los años que tendrá este relato o si es fruto de vuestra pluma, pero tiene una vigencia real que inquieta.

Aura dijo...

!Como es el ser humano! siempre complicándose la vida con insignificancias...

La moraleja de este texto,creo que está muy implícita.Pobres hombres,vemos que tuvieron la ocasión de auxiliar al que lo necesitaba y malgastaron el tiempo en discutir y tratando de que su opinión fuera la que dominase sobre la de los otros mercaderes