lunes, 16 de febrero de 2009

152.-¿Quienes son los "discapacitados" ?

El cura párroco de (Veigamuiños O Barco) en Orense no permitió que un niño con síndrome de Down hiciera la Primera Comunión , lo que generó una fuerte polémica en este pueblo de 301 habitantes. Los padres afirmaron que el cura les dijo que “el niño desentonaba con el grupo” y elevaron una queja al Obispado de Astorga por el trato que recibieron del cura párroco. A su vez, el sacerdote negó haber prohibido que el niño recibiese el Sacramento y aseguró que sólo propuso retrasarlo para el próximo curso.
El enfrentamiento de un grupo de madres de niños que acuden a la Catequesis con el cura párroco de Veigamuiños convulsionó la vida en la localidad. Todo comenzó con los reparos del sacerdote a Adrián, un niño de nueve años con síndrome de Down, para que hiciese la Primera Comunión con sus amigos. “Dijo que si iba con el grupo, el niño desentonaba. Al pequeño le apetecía hacerlo con estos niños”, se quejó el pasado día seis de diciembre su madre, María Luz Vega, que afirma que “el único problema que tiene mi hijo es que no habla muy bien”. Los padres, María Luz Vega y Andrés Rodríguez, se quejaron del trato que recibieron del sacerdote, a quien la madre acudió en dos ocasiones para defender que su hijo hiciera la Primera Comunión con los otros niños. “Nos dijo que la hiciera en otro lugar o solo”, “¡no puede hacerme eso!”. Insistía la madre, “todas las madres dijeron que no había problema para que mi hijo fuese con los suyos”. También explica que el niño comenzó la Catequesis en septiembre y que a mediados de noviembre el cura le advirtió que no podría vestirse de Primera Comunión con los otros niños “apenas lo vio”, dijo. El sacerdote, negó tales acusaciones y afirmó que "no le prohibí hacer la Primera Comunión, le pedí que la pospusiera para otro año. Su edad psicológica es de cuatro años
.”

40 comentarios:

Sarai 1º Bach A dijo...

DISCRIMADO POR SER DISTINTO A LOS DEMÁS.


En esta noticia se menciona la discriminación de un niño nada más por padecer una enfermedad el síndrome de Down.
Sinceramente si las cosas fueron como se mencionan en el texto, estaré de acuerdo con María Luz Vega ya que a un ser que dios ha creado y según la iglesia aquel niño concebido por padres y madres católicos tienen derecho a una comunión.
También es la palabra del cura contra los padres del niño, pero creo que si un pueblo entero están departe de los padres del niño es por que estos tienen la razón.
Por parte del cura me parece mal que siendo el que predica la palabra de Dios desprecié a ese niño indefenso que no eligió como nacer, ni como ser, si no que fue enviado por Dios al mundo.
También me gustaría mencionar que no estoy de acuerdo con que el niño como dice el cura:
“según su edad psicológica”, por que si el niño esta preparado y recibió sus clases de catequesis, entendemos que le cueste más, pero si el niño estaba ilusionado, creo que es cruel quitarle la ilusión a un niño y más con esas características.
Quería mencionar que es una pena que exista gente como ese cura ya que no podemos discriminar ni a nada ni a nadie y eso es un claro ejemplo de discriminación.

Loly 1º Bach A dijo...

LA SENSACIÓN QUE ME TRANSMITE EL TEXTO SE PUEDE RESUMIR EN SEIS PALABRAS “LA ACTITUD DEL CURA ES VERGONZOSA”.

Cuando se debaten temas como la homosexualidad, el aborto, etc. Los curas son los primeros que se oponen y dicen que eso es un sacrilegio, sin embargo, son capaces de cometer la aberración de discriminar a un niño solo porque es deficiente.

¿Dónde está la dignidad de las personas?

Todos tenemos el deber de respetar a los demás pero también tenemos el derecho a ser respetados.

Una persona que sufre algún tipo de deficiencia ya encuentra bastantes obstáculos y limitaciones en la vida, para que aún por encima sea discriminada por los demás.

Las personas deficientes necesitan que las ayudemos para que puedan superarse día a día y poco a poco vayan viendo una luz más brillante al final del túnel.

Otra de las cosas que más me impactó fue cuando dijo –el cura- “su edad psicológica es de cuatro años”. Yo creo que la infancia es una de las etapas más bonitas de la vida y es preferible pensar como un niño de cuatro años y “vivir en los mundos de yupi” que tener 20, 30, 40,… y ser un maltratador o un asesino.

Sara 1º Bach A dijo...

EN MI OPINIÓN LA ACCIÓN QUE COMETIÓ EL CURA ME PARECE UNA FALTA MUY GRAVE, PORQUE DESPRECIÓ A UNA PERSONA POR EL SIMPLE HECHO DE SER “DIFERENTE”.

La sociedad trata a estos niños como retrasados con una actitud de desprecio y marginación. No hay forma de que esto no afecte a los padres, que son quienes tiene que ayudar al niño con Síndrome de Down a superarse y mostrarle a la sociedad que también son seres, tan humanos como nosotros. Por esto es vital que estos niños sean aceptados, primero, dentro del seno de su familia.
Generalmente estos niños pueden hacer casi todo lo que cualquier otro niño, aunque, lo harán más tarde.

El síndrome de Down es una de las alteraciones más comunes y afecta a todas las razas y niveles económicos por igual. Muchos padres ignoran cómo tratar a sus hijos, pues generalmente no se esperan este problema, y buscan fuentes de información, las cuales no muchas son fiables; también tienen que enfrentarse al resto de la familia, que generalmente se aleja y actúan con repulsión.
Esto hace necesario que ayuden a la familia a tratar de establecer relaciones con el niño que le sean favorables.

En mi opinión la acción que cometió el cura me parece una falta muy grave, porque despreció a una persona por el simple hecho de ser “diferente”. Todos somos humanos y tenemos los mismos derechos seamos negros, blancos, inválidos, lo que sea. Creo que un defecto no debe ser el centro de una burla ni mucho menos, sino al contrario ahí es donde nosotros debemos actuar y demostrar nuestro lado más humano para ayudar a esas personas a salir adelante.

Yensi 4º eso A dijo...

¿no es la "CASA DE DIOS " PARA TODOS?

HABRIA QUE SANCIONAR AL SACERDOTE

No estoy de acuerdo con el cura. La Iglesia según la biblia recibe a todos en la casa de Dios, y este sacerdote no. Que tenga algún problema no significa que no esté preparado.

En realidad nadie está preparado solo quermos la fiesta. En mi opinión creo que a este sacerdote se debería sancionar de alguna forma porque hace sentr al niño que no tiene dignidad, porque todos tenemos la misma. Y este niño es una persona igual que otra.

David Fernández 4º ESO A dijo...

DEFIENDO LA ACCION DEL PARROCO

Yo defiendo la acción del párroco, porque él no le negó la comunión a ese niño solo le dijo a la familia que pospusiera un año más el acontecimiento , ya que ese niño tiene una edad psicológica de 4 años y pienso que ningún niño con 4 años está preparado para recibir a dios. Simplemente la hacen por la fiesta, los regalos, el traje de comunión etc. No van a conciencia de lo que verdaderamente representa ese hecho, dios nos ha hecho a su imagen y semejanza y no excluye a ningún ser humano ya que ante sus ojos todos somos iguales y el sacerdote tampoco lo excluyóporque lo único que hizo es decir que hiciese la comunión al año siguiente

Ione 1º Bach A dijo...

ME PARECE DETESTABLE SU ACTITUD


Creo que la actitud del parroco no es la adecuada, el niño no es responsable de tener esas caracteristicas. Me parece muy bien que los padres se hayan quejado. El parroco se intenta defender diciendo que es mentira y que nunca dijo eso. La Iglesia dice que da igual de donde seas y como seas, pero está demostrando que no lo piensa así.

Es una contradicción muy grande puesto que no esta mostrando ninguna coherencia por su parte, dando a entender que lo que dice la iglesia no es cierto.

VIRGINIA YANES 1º BACH. A dijo...

CON ÉSTAS ACTITUDES PONEMOS OBSTÁCULOS EN LUGAR DE TENDER NUESTRA MANO.

Este tema me incomoda mucho. En este caso, defiendo a la madre y al niño. en primer lugar porque todos podemos hacer la comunión, nadie lo puede impedir, todos somos libres de hacerla o no. Entiendo muy bien a ésta señora porque en mi ámbito familiar ya nos hemos enfrentado a ésta situación. es algo muy injusto porque hace que el niño se sienta diferente, discriminado... y precisamente lo que queremos conseguir es que, personas con algun tipo de invalidez o enfermedad, se sientan igual y con las mismas posibilidades que los demás.El decirle a un niño son Sindrome de Down que no puede hacer la comunión, en poner n limitación a su persona, y nadie, por cualquier invalidez que tenga, se merece sentirse inferior a los demás.

Elena dijo...

En esta vida hay gente que trabaja por vocación y otros porque no sabían donde ponerse. Este cura deja claro clarísimo que es de los últimos.

Carlos es mi hermano, tiene SDown. Tiene 41 años e hizo su primera comunción con sus amigos del barrio. Es cierto que la edad mental de estos niños, no es igual a la real, pero no por ello hay que tratarles como infantes toda la vida. Carlos es un hombre, hecho y derecho, como un día lo será Adrían, pero para ello hay que quitar por el camino gestos como los de este buen señor.

David Fdez. de 4º de la ESO, si fuera tu hermano no creo que defendieras la posición de ese cura, ni siquiera con ese argumento que has dado. Si Adrián fuese tu hermano posiblemente levantarías la voz por lo injusto que es querer separar a tu querido hermano de los demás. ¿acaso tu hermano es menos que nadie?...no David, no lo es. Por lo tanto te pido que reflexiones sobre tu punto de vista y te pongas en la piel de hermano, ya que para ponerte en la piel de padre te quedan aún muchos años.

Tiremos las barreras mentales y protestemos contra estos gestos, me parecen abominables hoy en día. Se supone que luchamos por la igualdad, por el respeto y el entendimiento, y este cura y los que opinan como él no están en el buen camino.

Elena, madre de dos niños normales y hermana de un hombre normal con Sindrome de Down.

Yaiza 1º Bach A dijo...

UN CASO QUE CONSTERNA…

Pienso que la disputa ocurrida en el pueblo es un suceso muy común. Es claramente un rechazo hacia las características biológicas del niño, con la que ninguna de las madres de cualquier lugar estaría de acuerdo.

Podemos observar como tras lo ocurrido y tras ser conocido en la prensa, el cura que inició la disputa, se exime de culpas, dando explicaciones de su actitud. Aunque sinceramente consideramos que no son excusas válidas las que él expone, ya que la Iglesia (se supone) es una institución donde es aceptada cualquier persona, pues deben seguir el ejemplo de Jesús que ayudaba a quien lo necesitara sin atender a sus deficiencias ni a sus defectos.
El fallo cometido por este señor, es más grave debido a que representa a una unidad máxima, como es Dios y la Iglesia.

El mejor resultado hubiera sido su pronta corrección y no la fijación de la misma idea mientras los afectados y sus alrededores al asunto no lo apoyan.
Hechos como estos van contrarios a la fe cristiana y son los que “ensucian” el nombre de aquellos que no vemos dificultades en enfermedades de este tipo. Pues son personas y nunca sabemos si nosotros o alguien que nos importa podría verse reflejado en esta situación.

Lara 1º Bach A dijo...

ME PARECE QUE EL CURA ACTUÓ BIEN


Bajo mi punto de vista mucha gente ha sido injusta al “echarse encima” del cura. El cura en ningún momento le negó la comunión sino como consideraba que el niño tenía una mentalidad de cuatro años, no era normal que la hiciera en esas condiciones porque un niño normal con cuatro años no la hace. Me parece bien que lo atrase un año, aunque me da pena del niño pero es por su bien para que se dé cuenta de lo que esta haciendo.

Inma López 1º Bach. B dijo...

Esta noticia nos cuenta como un sacerdote le dice a la madre de un niño que padece de Síndrome de Down, que la comunión debe retrasársela un año más, ya que al tener esa enfermedad, su edad mental es de 4 años, y para hacer la 1ª comunión la persona debe ser consciente de ello, y esa persona, no lo es. Su madre y las madres de sus amigos acuden a la catequesis para hablar con el párroco para decir que no era justo lo dicho anteriormente y tan solo por los caprichos del niño, como "el niño quiere hacer la 1ª comunión con sus amigos..." (aunque suena mas a caprichos de su madre) protestan y también hay que tener en cuenta que la postura que tomó es la que deben llevar todos, porque es su obligación, y la 1ª Comunión no es celebrar una fiesta, los regalos que recibe, el reunirse con su familia... La 1ª Comunión es uno de los sacramentos más importantes, es cuando ese niño recibe por primera vez el Cuerpo de Cristo, y para ello debe ser consciente.

Lo que me pareció mal, es la expresión que utilizó el cura al decir "el niño desentona con el grupo", eso no tendría que decir, porque ahí si que afecta a los sentimientos del niño, y hay muchas maneras de decir las cosas.
En conclusión, me parece bien que al niño se le retrasara la comunión, si no está preparado, y con esto no quiero decir que se le niegue. Es igual que muchas personas, en otros aspectos de la vida, unos son más tardíos que otros, porque no están preparados. y vuelvo a repetirlo, para terminar ya, que me pareció muy mal la expresión que dijo el sacerdote, dicha anteriormente, ya que esa frase no concordaba con la última frase que aparece en el texto dicha por el párroco de la Iglesia de Velgamuiños.

Enrique Sabaté dijo...

Observo y me alefra que seguís por vustra senda de entendimiento y comprensión.

Alquien dijo que la humanidad no tendrá futuro hasta que se de cuenta que es una sola y la supervivencia es responsabilidad de todos.

Un abrazo.

Ana García 4º ESO A dijo...

TODOS TENEMOS ALGUNA "DISCAPACIDAD"


En mi opinión esto no debería de permitirse, porque todas las personas tenemos alguna incapacidad, hasta en las personas que no tenemos nada. Creo que no es justo para este niño porque este niño debe de hacer una vida como otra persona cualquiera.



Estoy totalmente en desacuerdo, en contra. Creo que este párroco merece pagarlo de alguna manera u otra. Deberían de tratarle a el así también, sólo para ver si a él le gusta que se lo hagan.

Jéssica 1º Bach A dijo...

LA ACTITUD DEL PÁRROCO DEBE SER SANCIONADA.



En mi opinión me parece una injusticia lo que hizo el párroco con este niño, porque cada persona es como es, ya sea un discapacitado o una persona normal. Cada persona tiene derecho, y es libre de hacer lo que quiera, y nadie puede impedírselo, por eso personas como este párroco que cometen este tipo de violencia contra personas discapacitadas,merecen ser sancionadas y que caiga sobre ellos todo el peso de la ley.

Sara 4º ESO A dijo...

¿CÓMO EN PLENO SIGLO XXI PUEDE HABER ESTAS DISCRIMINACIONES?

El cura no tenía derecho de haber hecho lo que hizo, porque todos tenemos derecho a hacer la 1ª comunión. Da igual como seamos o cómo seamos.

El cura no pensó bien la situación, porque el niño es una persona como todos y no por tener el síndrome de Down es menos digno que el resto. Estamos en el Siglo XXI, ¿cómo todavía, puede existir gente discriminada ?, nadie tiene porque discriminar a nadie.

Lorena 4º ESO A dijo...

ToDAS LAS PERSONAS POR EL HECHO DE SERLO TENEMOS UN MISMO VALOR UNICO Y ABSOLUTO

En este texto se expresa la discriminación a los niños con síndrome de Down.
Pienso que esto está mal hecho, porque no les dejan hacer la vida de una persona normal, de vivir la vida, disfrutarla…sólo los echan a un lado como si no fuesen humanos.
También pienso que el párroco es un hombre egoísta, que no piensa en nadie, sino en sí mismo, no me cabe en la cabeza lo que quiere hacer con ese niño, es inhumano.
Todas las personas seamos niños/as, adolescentes, adultos o ancianos/as tenemos un valor único y absoluto, y nos merecemos un máximo respeto. En este caso, este niño no está siendo ni valorado, ni respetado por el párroco. Aunque a penas sea un niño de tan solo 9 años y no se esté dando cuenta de cómo lo están tratando, no se merece eso, ni él, ni nadie.

Leo Finch dijo...

Habría que preguntarse qué dictan los estatutos de la Iglesia, ¿no? Quizás aquel sacerdote actuó de esa manera (ya sea negándole la comunión o proponiendo posponerla) porque creía (o sabía,o entendía) que para comulgar se debe entender lo que se está haciendo o tener una madurez mínima. Si las "reglas" de la iglesia no le dan la razón al párroco, entonces sí, nos encontramos ante un caso de discriminación o, al menos, de ignorancia. De todas formas tengo un amigo cuya hermana pequeña también tiene el Síndrome de Down y no va a hacer la comunión, al menos con su quinta, pero también es cierto que se trata de un caso grave... Aún así, fuera de estatutos eclesiásticos, ¿no merecen estos niños, los más inocentes y desamparados, recibir el cuerpo de Cristo si así lo desean? Mis felicitaciones por el blog, y un placer participar!

José David Luis Herrera 1ºBach B dijo...

Me parece mal la decisión del cura porque no sé porque tiene que discriminar a los niños con sindrome de down, que son niños como otros cualquier y con el mismo derecho de los demás.Po otro lado, hay que ponerse en el lugar de la madre, que el párroco le diga que su hijo no está preparado para hacer La Primera Comunión porque tiene la mentalidad de un niño de cuatro años.

Además, si todas las madres están de acuerdo de que ell cura dijo eso y que la madre del niño no miente. entonces habrá que hacer una queja contra ese párroco discriminador.
Esta situación hace que el niño se sienta discriminado y puede hasta llegar a coger una depresión, sentirse diferente.... al revés de como tiene que estar,que sería, sentirse como uno más, disfrutar, divertirse, étc..

Dailos 1º Bach A dijo...

NO SE DA CUENTA ESTE SACERDOTE DE QUE LA PRESENCIA DEL NIÑO ENRIQUECE AL CONJUNTO.

No estoy nada de acuerdo con esto porque al hacer yo la comunión había una niña con estas características y eso no le impidió hacer la ceremonia con nosotros.
Me parece injusto que este niño se ha estado preparando durante largo tiempo con sus amigos y que lo han valorado como persona que es tiene todo el derecho del mundo a vivir ese día como todos y ser feliz que es lo que necesitan todos los niños de hoy ; por eso me siento identificado con este texto porque pasé una situación parecida con aquella amiga que sonrió con todos nosotros en ese día tan especial.

El éxodo dijo...

Si dios existiera ese párroco iría a la hoguera por hereje (o por -y perdón por la expresión- ser un absoluto gilipollas).

Abrazos ateos.

Loc@ dijo...

La madre alegó que el cura dijo que el niño "desentonaba", si esto es así, y no vamos a dudarlo de la madre NO HAY MUCHO MÁS QUE ARGUMENTAR. El asunto de la comunión es, y quizá lo fue siempre, un asunto de pura estética. Es el "todo por la apariencia", el valor primordial para gran parte de los que nos rodean, incluso en nuestra propia familia. En este caso, el cura tuvo el desliz de decir exactamente lo que pensaba, algo inusual en su profesión.
(Elena ha descrito perfectamente los sentimientos de los familiares afectados)
Respecto a quienes son los discapacitados... mucho me temo que gran parte de nosotros, insensibles a las cosas realmente importantes y dispuestos a llorar por tonterías, que por serlo, no nos va a suponer la menor incomodidad, no tendremos que sacrificar nada.¡Uy, que dura me pongo!
Y... ya aparte: ¿Cómo estáis? Besos. PAQUITA

Larrey dijo...

Los discapacitados somos nosotros que no entendemos su especial capacitación...

Aday 1º Bach A dijo...

Lo que esta noticia expresa es una gran injusticia, ya que todos niños tiene el mismo derecho de hacer la comunión y no por tener una discapacidad mental , lo puedes dejar apartado dejandolo de la, porque este niño tienes sentimientos y se puede llegar a sentir desplazado

Waleska 1º bach A dijo...

ME PONGO "EN SUS ZAPATOS" Y SIENTO LO QUE SENTIRÏA ESTE NIÑO

El párroco dice que el niño con síndrome de Down desentona con el grupo, y ante el grave problema que causó por su comentario a la madre de este niño, trata de remediar su error diciendo que él opinaba que el niño debía hacer la primera comunión el próximo año, lo cual me parece una falta de respeto a los padres y al niño ya que es un ser humano como los demás y l debe ser tomado como un niño especial y no como una persona diferente a los demás. Según mi opinión este sacerdote simplemente quería evitar que el niño hiciera la primera comunión con el resto de los niños y que las demás personas hicieran comentarios de la parroquia.
Me parecen razones incorrectas, que nos demuestran cómo es ese cura y la poca sensibilidad que existe en él, porque el hecho de que un niño tenga un síndrome sea cual sea o un enfermedad, no hay justificación para quitarle la ilusión que tienen de hacer la primera comunión. Además un sacerdote no tiene la autoridad para decir quién desentona y quien no, ya que ante los ojos de Dios todos somos iguales.
Yo solo me pongo en los zapatos de ese niño y pienso en la desilusión que éste se llevó cuando sus padres le dieron la noticia de que no podía hacer la primera comunión con sus amigos y que no le pudieron dar razones para no herir sus sentimientos, ya que los niños con esta enfermedad ya sufren bastante como para que otros les hagan sentirse mal.

Sheila 4º ESO A dijo...

El cura no tenía derecho de haber hecho lo que hizo, porque Dios nos hizo a su semejanza y un simple cura no tiene por qué discriminar a un discapacitado, y menos a un niño que tiene la ilusión de pertenecer a la iglesia y no veo justo que porque el niño tenga la mentalidad de una persona más pequeña que su edad, pues tenga que hacer la primera comunión sólo ya que tendrá que esperar a un año, el niño quiere hacerlo con sus amigos, nadie debería prohibírselo, porque Dios tiene las puertas de su casa abiertas para todos, seamos como seamos y nadie lo puede negar.

Sheila 4º ESO A dijo...

El cura no pensó bien la situación del niño, porque el niño es una persona como todos, con sentimientos, con corazón y no por tener síndrome de Down es menos digno que el resto, no, él es igual de digno que todos y estoy segura de que si el párroco tuviera este problema, no quisiera que le hicieran lo que él le hizo al niño. Estamos en el S.XXI, como puede existir gente tas discriminatoria ha estas alturas de la vida?.

Jaquelie 1º B bach. dijo...

EL NIÑO DESENTONABA CON EL GRUPO

Esta frase dicha por el párroco me parece una brutalidad ya que Adrián es solo un niño con una enfermedad como la podría tener cualquier otro. ¿Qué pasaría si un niño tuviese la varicela el día de la comunión, tampoco la podría hacer? O a lo mejor lo que a este hombre le importaba era el aspecto físico del niño ¿Qué pasaría si alguno de los demás niños fuera "feo" tampoco podría hacer la comunión?....

Sara Perera 1ºB Bach dijo...

EL CURA FALTO EL RESPETO.

Entiendo la actitud de los padres del niño ya que hay formas y formas de decir las cosas;me parece mal por el parroco que diga que el niño no puede hacer la comunión porque "desentona con el grupo" pienso que a un niño con sindrome de down o cualquier enfermedad que este intentando salir adelante día a día se le descrimine por su físico me parece vergonzoso pienso que hay que ser un poco mas personas a la hora de decir esas cosas que pueden hacer mucho daño a una familia.

En lo que estoy de acuerdo esque si el niño tiene la mentalidad de 4 años podrian esperarse un año más a que por lo menos entienda el paso que es hacer la comunión.

Tamara 4º ESO A dijo...

SI LA MISIÓN ES TRANSMITIR LA PALABRA DE DIOS ¿CÓMO PUEDE ACTUAR EL SACERDOTE ASÍ?

Es sorprendente todo lo que sentí cuando leí este artículo.
Yo pertenezco a esta religión y las palabras que decía el cura sonaban extrañas en mi corazón. Desde niña me habían enseñado que Dios nos miraba a todos por igual, sin distinción, porque en Él, no existe la palabra discriminación.
Eso me hacía pensar. Si la misión del sacerdote es trasmitir la palabra de Dios, ¿Cómo pudo reaccionar así?.
Según mi religión , para estar más cerca de Dios hay que tener el latir de un niño, porque ellos son construidos por la pureza, la inocencia y la ilusión .
Y sin ánimo de discriminación, estos niños, viven en un mundo rodeado de paz, alegría, aislados de toda esa maldad que hoy nos contamina.
Entonces, ¿por qué negarles hacer la comunión?.

Anónimo dijo...

RECHAZO POR SER DIFERENTE.

En este fragmento donde nos habla sobre el rechazo a un niño con Síndrome de Down por parte de un cura.

Pienso que tratandose de un cura, y basandose en la Palabra de Dios que predican todos los Domingos, debería aplicarse a si mismo sus propias creencias y la escritura impuesta por Dios.

Ya que en la Palabra de Dios nunca se ha excluido a nadie a recibir el sacramento de la comunión, pienso que es una falta de respeto hacia este niño y sus padres porque este niño mencionado con la enfermedad Síndrome de Down no tiene culpa de haber nacido con esta defisiencia.

Esta persona perteneciente al cuerpo de la Iglesia no tenia derecho a rechazar a un niño porque el creia que desentonabaentre sus compañeros, es un niño como otros. El tiene que dar testimonio que todos en esta tierra valemos por igual y ninguno es ni mas ni menos que otro.

Todos tenemos los mismos derechos tengamos o no una enfermedad o cualquier problema en nuestras vidas. Por esta razon este niño deberia recibir tal sacramento y este sentimiento de discriminación desapareciera.

Rebeca 1º bach A dijo...

RECHAZADO POR SER DIFERENTE.

En este texto donde nos habla sobre el rechazo a un niño con Síndrome de Down.

Pienso que es una fea realidad que haya ocurrido este caso de discriminacion hacia una de las personas con sindrome de down por parte de una persona perteniciente al cuerpo de la Iglesia, debería ser al contrario, dando testimonio de que no se debe discriminar y apartar a una persona de una actividad como recibir el sacramento de la comunión porque sea diferente.

Creo que esas personas segregan a los que tienen sindrome de down solo por tener una apariencia diferente a ellos , piensan que son diferentes a lo que supuestamente es normal y solo por eso se apartan.

Lo cual es algo totalmente inexacto , porque las personas con sindrome de down son seres humanos tambien , como cualquier otro , la unica diferencia es que tienen capacidades diferentes y eso es algo innato , que lo tienen al nacer y es involuntario.

Yo creo que en este caso real se da el mensaje de que a las personas con sindrome de down en lugar de apartarlas se las debe integrar y hacer sentir bien , que son seres humanos como nosotros.

Nicolás 1º Bach B dijo...

ESTOY EN PARTE DE ACUERDO CON LA DECISIÓN DEL SACERDOTE.

Este párroco actúa mal por un lado pero por otro no, ya que por un lado no lo tenía que haber marginado así ya que el niño quería hacer la comunión con sus amigos, pero pensando en el verdadero sentido de la palabra “comunión” y no en la fiesta y en la paganería de esta celebración, la mentalidad de este niño no estaba preparada para recibir en si la comunión ya que este sacramento hay que recibirlo con unos conocimientos básicos de nuestra religión y este jovencito al tener la mentalidad de un niño de cuatro años no creo que pueda tener esos conceptos básicos.

José David Díaz Rodríguez 1ºB BACH dijo...

¿Razón o no?

Mi opinión es que la madre María Luz Vega tiene parte de razón por que tiene sentir una cierta discriminación o rechazo hacía su hijo por solo el hecho de tener la enfermedad de síndrome de Down .
Pero tenemos que tener en cuenta que la comunión se hace a los 10 años porque se cree que a esa edad los niñ@s ya están preparados para saber si creen en Dios o no y la discapacidad que padece el niño hace que él no este capacitado para tomar esa elección y también hay que recordar es un Sacramento y no un juego como da a entender al decir que su hijo la quiere hacer ese año con sus amigos .
Por eso creo que no hay ningún tipo de discriminación sino que el cura párroco tenia sus razones coherentes con su creencia y religión , porque creo que a todos nos remueve el corazón pero siempre debemos ser fieles a nuestros principios .

Tamara 1ºBach A dijo...

Me parece una injusticia que no acepten a esos niños para hacer la comunión por tener el sindrome de down.Creo que esos niños tiene el mismo derecho que los demas a pesar de tener alguna discapacidad.

Me gustaría que se hiciera justicia con aquellas personas que rechazan y maltratan a esos niños por su discapacidad o limitaciones.

Lo que hizo este cura me parece una contradicción, ya que la iglesia o todo pregona la igualdad de todas las personas.Pero si realmente todos somos iguales...¿Porque se rechaza a las personas con alguna discapacidad?.

Yo creo que lo hacen porque los ven diferentes a ellos, pero aun asi, siguen siendo personas al igual que todos nosotros.

Sara Méndez (1º Bach B) dijo...

No deberían de impedirle la comunión a ningún niño por problemas que sufran. El niño se siente desplazado y triste porque no está con sus amigos. El apoyo de los amigos para un niño con problemas es muy importante para él.

No me parecen razones para que no le dejen hacer la comunión y me parece bien que la madre del niño hable con el cura. Se supone que la Iglesia no puede o no debe discriminar a nadie, sea como sea la persona.

La madre tiene mucha razón al defender a su hijo, pero no solo porque sea su hijo sino porque esto que se cometió es una injusticia, todas las personas debemos y tenemos el derecho a se tratadas por igual, no porque seamos blancos o negros, rubios o morenos, con o sin enfermedades…
Antes que todo esto todos somos personas y por ello debemos ser tratadas como tal.

V. Hugo 1º A Bach. dijo...

En cierta parte, habrá gente que entienda la postura del párroco ante ésa situación. Pero no es correcta de ninguna manera la decisión de éste. Puede ser cierto que el niño "desentone" en el grupo, pero como dice la palabra que él mismo se dedica a predicar, "todos somos hijos de dios, y, como hermanos, deberemos amar y respetar al prójimo". por lo que éste niño no debería quedar excluido de la sociedad de ninguna manera.

Haridian 4ºA dijo...

De esta carta destaco:
La frase que dice...”no me grites, te respeto menos cuando lo haces, y me enseñas a gritar a mi también y yo no quiero hacerlo”, la destaco porque me parece que al chillar los padres lo que hacen es alterar a los hijos que se bajan a su nivel lo que lleva a que las cosas se entienden menos, porque se niegan a se lo digan de esa manera, porque no es manera de decir las cosas. Pase lo que pase los padres tienen que guardar serenidad y respeto hacia uno mismo y hacia sus hijos para que sus hijos puedan aprender a hacerlo igual.

Adrian/ Joel dijo...

¿Qué piensas sobre la instalación de las cámaras en el instituto?

Lo que pienso es que está muy bien que instalen cámaras porque así nos tienen más controlados pero también hay varias razones por las que no me gusta que las hayan puesto como por ejemplo: que me siento muy observado en los pasillos y sobre todo en los recreos

Jesús Adrián López García 4ºA

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………
Me parece un buena idea, ya que tenemos la confianza y la seguridad de dejar nuestras pertenecías a buen recaudo sin estar pensando en ellas constantemente. Por otra parte, tendríamos que respetar la privacidad de las personas y nuestra intimidad. Creo que deberían vigilar en las zonas en las que no hay mucha gente, dado los robos que se han cometido en el instituto como móviles, carteras y demás aparatos de música.

Joel Rodríguez Real 4ºA

Javier Bello 1º Bach A dijo...

Algunos son sólo “justos” en apariencia porque en el fondo son muy injustos.


A mi me parece detestable lo del cura diciendo que por tener síndrome de down no pudieran hacer la comunión con su grupo.
Eso es muy desagradable porque el niño es una persona, como todas, tiene dignidad y es muy injusto. Y lo de la madre me parece bien que se quejara y la iglesia que dicen tanto que dicen de ser buenas personas, que hay que mejorar, ellos no hacen nada de lo que predican. Eso demuestra que hay gente en la Iglesia que solo le gusta guardan las apariencia, y eso es de no ser gente buena

Javi Hdez dijo...

Aquí tienes otro caso. Saludos

Un párroco niega la primera comunión a una niña por padecer Síndrome de Down

El párroco de Teià (Barcelona) le comunicó a la madre que "la niña está en un orden moral superior a nosotros y por tanto no necesita ningún sacramento".




EFE En declaraciones a Efe, el párroco Josep Lluís Moles, ha subrayado que el hermano de la niña ha seguido tres cursos de catequesis, pero la hermana, que padece "un síndrome de down profundo, no se da cuenta de nada".

Según la versión de Moles, a finales de abril comunicó a la madre que "la niña no podía hacer la catequesis, pues es un 'ángel de Dios' al que se le borraron sus pecados en el bautizo y no ha vuelto a pecar desde entonces" y "en ningún caso se trata de discriminación".

El cura recuerda que él mismo preparó personalmente a un niño discapacitado de 10 años, que "aunque no podía leer, sí que podía dialogar con él, pero en este caso, con la nena era imposible, porque tiene reacciones inesperadas, y a veces se pone a gritar".

En la reunión que mantuvo el párroco de Teià con la madre de la niña, en presencia de la catequista, Moles reiteró que "la niña está en un orden moral superior a nosotros y por tanto no necesita ningún sacramento".

El párroco ha reconocido que "durante quince días estuve pensando si había actuado bien, y pensé que sí", pero aún así, asegura, decidió rectificar su decisión y comunicar a la madre que la pequeña podía participar en la eucaristía y para ello la convocó a una nueva reunión a través de su hijo.

Hasta tres veces convocó a la madre a una reunión y ninguna vez se presentó, y desde el día 25 de mayo el niño también dejó de asistir a la catequesis, señala el cura de Teià.

En una conversación telefónica que mantuvo con la madre el día 28 de mayo, el párroco le invitó a que los dos hermanos hicieran la primera comunión el 31 de mayo, como estaba previsto inicialmente, o cualquier otro domingo.

Finalmente, los dos hermanos realizarán mañana la primera comunión en una parroquia de Badalona.