jueves, 21 de octubre de 2010

202.- Ecología y Palabras

Juan José Millás plantea una "ecología de las palabras" para evitar su desaparición

Una "ecología de las palabras" plasmada en forma de una actitud, conducta o tarea colectiva que recaería sobre la familia, la escuela y la universidad, plantea el escritor Juan José Millás como una posible fórmula para evitar la constante desaparición de términos y vocablos.

Millás recordó al fallecido Miguel Delibes como un "maestro" de las letras, y uno de los últimos guardianes de palabras abocadas a la desaparición más inmediata dentro de la actual sociedad tecnológica.

El exceso de información que bombardea al ciudadano actualmente, no equivale a conocimiento, "Vivimos en una sociedad mediática que nos ha democratizado por abajo, ya que cada vez somos más iguales pero también más tontos".

Las palabras cada vez más escasas y más “devaluadas” hacen necesario, afirma el autor, una actitud “ecologista” similar a la del medioambiente, para evitar la extinción de muchas.

Parece también que estamos perdiendo capacidad de asombro del lenguaje empobreciéndose éste y empobreciéndonos.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/05/03/castillayleon/1272906118.html

33 comentarios:

doctorvitamorte dijo...

¡Salvemos las palabras!

Beauséant dijo...

Me parece bien que el primer lugar lo ocupe lo familia. Por desgracia la familia muchas veces quiere el hijo ya educado sin el engorroso problema de tener que hacerlo.

Son tus padres, lo que ves en casa, lo que hace que tu visión del mundo y tu forma de actuar en el sean de una manera y no de otra.

A. Morales dijo...

Pues yo discrepo, disiento, difiero, diverjo y no acierto a entender a Millás en este enarbolamiento defensivo de las palabras a la vieja usanza, cuándo además él, también coloca términos de su cosecha. No creo que Millas haya querido decir exactamente eso, aunque así quede resuelto en la cita de EL MUNDO. Todos los escritores, conocen, respetan y son partícipes del viejo principio de Ferdinand de Saussure respecto a “La economía del lenguaje”, es decir, a la adaptación de las palabras al ritmo de la calle, principio que además la Real Academia de la Lengua Española toma como fundamento para incorporar nuevos vocablos al Diccionario. En el análisis de Millas, hay dos partes, y en la que es resolutivo es en la crítica a que los “medios” han abaratado la lengua, los términos y los conceptos que le son aplicados, es cierto, podríamos concluir diciendo que se está vulgarizando el lenguaje, y aún así, estaríamos en un error de principio. La lengua la hace la calle, para bien o para mal, es el vehículo de transmisión de las ideas, y las ideas están en la calle, y las palabras lo unico que hacen es adaptarse o desaparecer. Por eso, con la revolución de internet, la aldea global y la velocidad con que se producen las comunicaciones, el lenguaje lento pero irremediablemente concluye en un lenguaje común, donde los neologismos están a la orden del día, y su viveza o fugacidad, dependen tan solo de la velocidad con que se adapten a la selva. Tratar de crear un hospital de palabras me sugiere que tal vez Millas, esté al margen de la evolución mediática más de lo deseable. Hay palabras que podrán terminar olvidadas y no por ello serán tremendamente evocadoras y llenas de encanto.

Beatriz González Yanes 1º E sp dijo...

Quier evitar la desaparición de términos y vocablos porque muchas palabras se están extinguiendo.
Millás es uno de los grandes guardianes de palabras, él dice que hay un exceso de información que nos invade, con lo que estoy de acuerdo porque tenemos muchos datos pero poco conocimiento de las cosas, muchas veces cuando queremos expresar algo no sabemos como poner en orden esas palabras para que los demás nos entiendan al igual que cuando escribimos, sabemos lo que queremos decir pero no de que manera plasmarlo en el papel. Yo creo que si hay que enriquecer el lenguaje porque eso nos va a servir para la vida, el saber expresarnos y comunicarnos es importante.

Amparo dijo...

Yo creo que lo mejor que puede hacer una sociedad cualquiera, actualmente, es educar en grupo. Me explico: en el tiempo que nos ha tocado vivir, es muy difícil educar en casa sin cometer errores. A los hijos, que son muchas veces únicos y un tesoro a proteger, se les educa evitando que se enfrenten a situaciones duras, que admitan responsabilidades y que sean autónomos. Por así decirlo, la familia es parte interesada y, con frecuencia, poco competente y objetiva a la hora de educar a su tesoro.
La educación en la escuela o en otro tipo de grupo social resulta, en este tiempo, más imprescindible que nunca.
Ya me he pasado a otro tema. Sobre las palabras: no sólo las palabras, también el lenguaje está en franco peligro.
Consejo: leer el diccionario como si fuera un libro, una novela, a largo plazo. Ir anotando aquellas palabras que nos sorprenden en una libreta, para no olvidar.

Saludos

Jaqueline Galindo Quintero 2ºSPC dijo...

Tal y como opinaban los Sofistas, las palabras tienen poder,es decir,dominar el lenguaje nos aporta una amplia riqueza de vocabulario y nos ayuda a influir o persuadir a los demás.Actualmente, los jóvenes escaseamos de vocabulario y quizás sea debido a que,la invasión de datos nos aturden y provoca la pérdida de palabras de generación en generación al no cuidar su uso debidamente.
Los conocimientos nos dan sabiduría,nos obligan a plantearnos cosas,sin embargo,las redes sociales hacen que nos confundamos con el lenguaje,es decir, no expresan emociones, no nos comunican nada a parte de un mensaje directo,seco y rápido,por ejemplo, a la hora de enviar un mensaje vía movil, la gente no emplea los usos básicos del lenguaje,como por ejemplo: los puntos,las exclamaciones,las comas...,pistas que nos ayudarían a descubrir o averiguar el estado de ánimo del emisor de dicho mensaje e incluso nos arroja a llegar al punto de despistarnos. Lo que quiero decir es que, ahorramos tantas letras al mandar un mensaje por movil que a la hora de escribir una redacción en papel y a mano,cometemos muchas faltas de ortografía,con lo cual podemos llegar a la conclusión de que la tecnología nos permite evolucionar en sociedad y avanzar en el tiempo,pero provoca la extinción de un buen lenguaje.

L.N. Peñuela 2º D Bach. Noct dijo...

Es verdad que hay cuidar las palabras porque cada vez se habla más pobre, aunque creo que es más importante saber transmitir nuestras ideas o pensamientos de una forma sencilla, para que cualquier colectivo pueda entender de una manera rápida.

Por otro lado, a la hora de expresarnos por escrito deberíamos mejorar y evitar abreviaturas en la medida de lo posible, además de la mala ortografía (como en las redes sociales o mensajes de texto) porque puede que llegue el día en el que el lenguaje se haya dividido en tantas formas diferentes que no podamos entendernos los unos a los otros, pues habrá miles de “sub-lenguajes”.

CANDE MESA dijo...

EXTINCIÓN DE LAS PALABRAS

Es verdad que,estamos saturados de información,pero ésta es de baja calidad, muchos de nosotros somos desafortunados ya que no aprovechamos la riqueza de nuestra lengua, recursos lingüísticos y el amplio vocabulario que dispone la lengua española, yo personalmente, critico a la educación como principal autor de este hecho, ya que desde pequeños se nos debe inculcar más a podernos expresar con fluidez no sólo deben de dar importancia a todo el tema de ortografía, gramática..., que también es importante, pero veo más importante que una persona hable moderadamente bien, ya que es un lujo saber expresarse con fluidez, porque abre muchísimas puertas.
El hecho de vivir en una sociedad como la nuestra, donde los medios de comunicación transmiten programas basura y usan un lenguaje que deja mucho que desear y es una burla al diccionario de la lengua española, el entorno que nos rodea..., en fin pienso que todas las personas tendríamos que poner nuestro granito de arena y leer mas a menudo y crear hábito y tranmitir ese hábito como una costumbre para que no se pierda, asi de alguna manera enriqueceríamos parte de nuestra sociedad.

J.Aaron 2º Bach C Nocturno dijo...

el lenguaje es poder? si pero yo creo que no es necesariamente que tengas un vocabulario rico ya que la capacidad de manipulacion que se tenga y cantidad de ignoracia que tanga la persano con la que hablas influye más a la hora de que el lenguaje sea poderoso que si fuera rico y culto.

A veces entiendes mejor a personas con un lenguaje menos rico pero a su vez más entendible en general.

La verdad que como a todo joven le atrae más una persona que luche por su ideales y que si piensa que una cosa no es de esa manera lo diga sin ningun miedo .

Esther 2ºC dijo...

“Que no se extingan las palabras, por favor, y a ser posible, recuperemos las ya perdidas”. Ese sería mi eslogan para reivindicar el derecho de las palabras.Como bien defiende José Millás.

Bien es cierto que estamos bombardeados por datos y menos conocimientos, por ejemplo, los estudiantes estamos más obligados a estudiar datos concretos que empaparnos en conocimientos.

Perder las palabras... si se extinguen las palabras una parte de mi muere, pues adoro la comunicación verbal, lingüística, escrita, la lectura coherente... pese a usar muy a menudo la tecnología moderna para comunicarme, que nos incita a reducir las palabras. Uso esta vía de comunicación y procuro no caer en la costumbre de la abreviación para cuando no es necesario, procuro seguir manteniendo la palabra en toda su extensión, a ser posible con su correcta ortografía.
Aunque también este medio nos ayuda a comunicarnos con el mundo por medio de blogs, páginas webs y expresarnos de un modo libre, siendo ecologistas con las palabras para aquellos que nos gusta escribir, y leer estos rincones personalizados, como sucede con este blog, por ejemplo.

El problema está para cuando no tenemos mucho qué comunicar, entonces ya no necesitariamos un número elevado de palabras, como decía Millás: “lo que tenemos que comunicar es tan pobre que nos bastaría con mil palabras”. Si tuviesemos más que decir, usaríamos más palabras. Podemos hacerlo, podemos extendernos en cuanto a lo que deseamos comunicar, no así hacer un mal uso de las palabras y decir mucho y no decir nada.

La capacidad de asombro ante las palabras nuevas es un acto humilde, se que muchos reaccionan distinto, pues si no conocen una palabra la ignoran y no intentan ir más allá de ella y averiguar de dónde surge, qué significa. Así podríamos enrriquecer mucho nuestro vocabulario, y por lo tanto, nuestra comunicación.

También es lindo escuchar a otros cómo se comunican según su procedencia, etnia... etc. El acento, también la gracia que se le añaden a las palabras según en qué rincón del planeta se habla.

Concluyo mi comentario con un pequeño inciso: Pese hayamos oido muchas veces a buen entendedor pocas palabras bastan, hagamos caso omiso y COMUNIQUEMOS CON PALABRAS RICAS, que también con una buena comunicación nos entendemos TODOS.

Esther.

ana rosa pacheco sosa 2Bch C NOCTURNO dijo...

José Millás- ecología de las palabras-

Como dice Millás la verdad que hemos perdido el poder de la palabra, nos cuesta comunicarnos con la gente, cuando hablamos cara a cara, no se pero a veces nos trabamos, es decir, nos cuesta comunicarnos, expresarnos...Y la forma con la mejor que nos comunicanos es con un papel, allí hablamos sin miedo a nada, sin miedo a no meter la pata o sin miedo a que no se rían al expresarnos como lo sentimos. Un papel nos da alas a hablar de todo lo que tenemos dentro (guardado), ahí nos comunicamos sin ningún perjuicio, nos sentimos liberados y soltamos todo aquello que nos angustia o la alegría que sentimos por alguna razón. Es nuestra mejor herramienta que tenemos para poder expresarnos en el momento que mas necesitamos de apoyarnos en alguien, ya que hoy en día no te puedes fiar de nadie, de esa amistad que crees que la tienes y realmente no la tienes, para mi es el mas fiel amigo.
Hoy en día con las nuevas tecnologías como son el mocil, en los mensajes abreviamos las palabras al máximo, y con pocas letras ya sabemos lo que nos comunica ese mensaje,lo mismo pasa en el mesenger, no nos esforzamos en escribir bien,todo lo abreviamos . Con eso le doi la razón a Millas, que estamos perdiendo el poder de la palabra, que hay que ser ecologistas, y usar las palabras como son, porque tarde o temprano perderemos las palabras,por la única razón que no nos esforzamos en escribir bien. Yo misma a la hora de hacer trabajos uso mucho las abreviaturas y luego tengo que dar marcha a tras y escribir como es de verdad, en fin doble trabajo. Mi parecer es que debemos escribir bien porque a la larga, de tanto utilizar las abreviaturas se nos forman un hábito y luego cuando tenemos que redactar cualquier documento tendremos que ir siempre para atrás y escribir como es debido.

Enzo Longo Diaz dijo...

Juàn Jose Millás plantea salvaguardar palabras que con el tiempo podian extinguirse, ya que vivimos en un mundo en donde los jovenes son pobre en vocabulario. Con esto tambien se refiere a mantener esa sensacion de sorpresa. Lo que quiere dar a entender es que estamos bombardeados de datos, y no de conocimientos. Mi opinion hacia este "Guardian de palabdras" es que tiene mucha razòn, ya que si perdemos el buen hablar y la sensación de fascinación acabaremos siendo pobres intelectualmente

Alejandro Rodríguez Castilla 2ª SPC dijo...

Juan José Millás plantea un argumento bastante interesante indirectamente:¿Hemos contraido y acomodado nuestro lenguaje comùn, al frenetico ritmo de nuestras vidas hoy en dia, empobreciendolo? En mi opinion, esta conducta no es nueva en el desarollo del lenguaje, ya que la evolución y transición de las palabras, fonetica y lexicamente y la perdida de sinonimos y palabras especificas para un concepto común lo atestiguan. Esto empobrece consideradamente la efectividad y el detalle del lenguaje, pero a su vez lo hace mas practico y "maniobrable", pudiendo alcanzar mayor difusión y siendo más fácil de entender y aprender.
Al fín y al cabo el lenguaje, como la vida, se abre camino por la senda más fácil.

Mª Cristina Abreu Rodríguez S.P 2ºD dijo...

Ecología de las Palabras. Juan José Millás.

Estoy totalmente de acuerdo con lo que plantea Juan José Millás, que las palabras se van perdiendo y cada vez creo que irá a más, esto lo debemos a los avances tecnológicos, como la telefonía móvil, gracias a este avance podemos comunicarnos desde cualquier parte del mundo, pero cuando nos comunicamos mediante mensajes, la casa cambia, ya que hemos aprendido a acortar las palabras y casi siempre utilizamos los mismos vocablos.

Gracias a estos avances hemos olvidado lo maravilloso que es escribir, cosa que a mí particularmente me gusta, ya sea en un diario, en una carta a un amigo o en una simple felicitación navideña. Creo que este gesto que era bien acogido sobre todo cuando llegabas a casa y entre el montón de facturas veías que un amigo te escribía o era la respuesta de que, a él le había llegado tu carta, era bastante satisfactorio saber que aun tenías contacto con esa persona y ella contigo.

Creo que es una pena que estemos perdiendo este método de comunicación y con ello algo muy preciado como son las palabras.

Quizás Millán lo ha manifestado de la forma correcta, estamos bombardeados por tanta información que eso no equivale a una forma de conocimiento, y habría que plantearse que la pérdida de la palabra sea difícil de detener ya que la realidad va por donde va.

Said K. Rodríguez dijo...

El texto se hace eco del llamamiento del novelista Juan José Millas para proteger nuestra riqueza léxica mediante lo que él califica como "ecología de las palabras".
Ciertamente, nuestro vocabulario es cada vez más pobre, como bien apunta Millas. Entre las causas, él culpa a la actual sociedad tecnológica. Personalmente coincido en este punto, todos somos testigos de como por internet usamos un vocabulario muy limitado, casi telegráfico, en el que cada vez más faltas de ortografía con la excusa de ganar tiempo y velocidad. Se está llegando al extremo de que palabras que hasta hace una generación eran frecuentes, hoy los jovenes las desconocemos por completo.
Un claro ejemplo de ello, lo tenemos en nuestro archipiélago, donde cada vez perdemos más nuestra distintiva "habla canaria" que en contra de lo que muchos creen, no sólo es el acento, sino también cientos de palabras (canarismos). Con la excusa de que son propias de "magos" o "maúros", cientos de palabras palabras canarias han dejado de utilizarse y practicamente desaparecido, lo que supone una grave perdida la modalidad de la lengua española que hablamos los canarios y canarias.
Personalmente, también creo que las instituciones académicas y políticas deberían tomarse en serio el tema, pues no sólo nuestra lengua se empobrece sino que que como pueblo, estamos perdiendo una de nuestras señas de identidad más características.

Por todo ello, yo también soy un "ecologista de las palabras" :D

Said Karboune Rodríguez 2ºD

Anónimo dijo...

Con respecto al texto de Millás opino que la propia falta de educación que vamos heredando es la que luego transmitimos nosotros a la generación siguiente, y me llamó la atención como Millás describe la situación diciendo que ¡estamos democratizados por abajo, más iguales pero más tontos!y no es de extrañar viendo como entran en desuso palabras, y van quedando obsoletas con una rapidez pasmosa, incluso nos sorprende que algunas personas hagan uso de ellas y haciéndolo captan nuestra atención, además de esto, creo que es triste que nuestro lenguaje siendo tan rico no lo conozcamos y seamos tan parcos en vocabulario, y en vez de enriquecerlo lo que hacemos es añadir anglicismo dándole un significado donde en español tiene otra connotación, por ejemplo es normal en inglés utilizar la expresión "be exited" para decir que está emocionado/a, pero en español la connotación de exitado es sexual.
No cabe duda que los idiomas avanzan con la cultura y la moda, ya que de no ser así todavía hablaríamos haciendo uso del vos, mi señor,heme aquí...etc.
Pero no está reñido el avance o la modernización con la ignorancia, por lo que deberíamos como dice el texto de Millás proteger el lenguaje como si del medio ambiente se tratase, porque aunque la tecnología es verdad que produce avances si no cuidamos estos detalles caemos en el mal uso de las palabras y en la falta de práctica a la hora de escribir, y esto va en detrimento de nuestro lenguaje.

Yoly García Estrada, 2ºD Bach Nocturno dijo...

Acabo de enviar mi comentario sin mis datos, soy Yoly Estraga de 2ºD, lo siento, un saludo.

virgi dijo...

ESTAMOS EN ELLO. NADA MÁS HERMOSO QUE RESCATAR LAS PALABRAS. SIN ELLAS, LA VIDA TAMBIÉN MUERE.

La Rata Paleolítica dijo...

Me sorprende mucho la tremenda simplificación a la que está llegando el lenguaje; La pérdida de vocabulario. Y me sorprende más que es algo que ocurre no sólo en España, sino en todos los países que conozco más, incluido en el que vivo. No me atrevo a decir que sea un fenómeno mundial, no tengo conocimientos para ello, pero a mi pequeña escala en la que tengo oportunidad de hablar con gentes de muy diversos países y procedendias, me da esa impresión.

Creo que tenía un vocabulario algo más extenso de lo normal, fruto probablemente de mi afición a la lectura y la conversación. Noto perfectamente como ese vocabulario se va reduciendo, año tras año, a causa de la imposibilidad de practicar y enriquecer mi lengua materna. Tengo clara la causa en mi caso, y me da una rabia tremenda. Pero no tengo nada clara las causas del empobrecimiento general del lenguaje.
Aquí en Swazilandia, los jóvenes dicen que les resulta muy difícil a veces entender correctamente el florido lenguaje de los más mayores; Algunos son incapces incluso de entender las letras de algunas canciones tradicionales.

Repito, parece un fenómeno generalizado a nivel mundial.

Saludos para todos, especiales para Merce, en la "vuelta al cole".

Jesús.

Sara Trujillo P. 2ºD dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dice Millás, nuestro vocabulario se ha ido perdiendo cada vez más, al igual que otras cosas como por ejemplo el "respeto". Si en el entorno de cada uno, nos molestaramos en solucionar ese problema, sería estupendo.
¿exceso de información? por supuesto que si, y lo interesante es que mucha de esa información no vale para nada. Las personas podemos tener poco o mucho conocimiento de las cosas pero a la vez no tenemos la capacidad para expresarnos ya que al no tener un fluido vocabulario, tus expresiones pueden llegar a limitarse.
Hace ya varios años, escribíamos cartas que ya ni hacemos. Ahora hablamos por chat aunque vivamos a menos de 100 mtos.
Me parece que el problema es debido a la época en la que vivimos, en situación de estrés, la mayoría de padres trabajan y no pueden dedicar el tiempo necesario a los hijos.
El lenguaje es muy importante y tener un amplio vocabulario nos ayudaría a poder expresarnos con claridad y seguridad.

Luis Antonio dijo...

Mi felicitación más sincera para los gestores y participantes de esta bitácora. El tema educativo y su vivencia están totalmente vinculados a mi vida desde la más tierna infancia.

Y del amor a las palabras, ¿qué puedo decir si no hago otra cosa que llenar mi vida con sus imágenes...?

Un cordial slaudo

Mery dijo...

Comentario Juan José Millas “ La ecología de las palabras”

Al igual que la educación debe nacer en el seno de una familia, el colegio y la universidad se debería preservar, para que no se pierda nuestro rico lenguaje y que nuestras futuras descendencias no se comuniquen con un escaso y globalizado vocabulario.
En el homenaje de Miguel Delibes, el escritor Juan José Millas le hace referencia como un maestro de las palabras, comparándolo con la situación en la que la sociedad actual tiene un exceso de datos sin conocimientos que nos hace perder nuestra amplia diversidad de palabras.
La televisión, Internet, etc.….. Esta consiguiendo que todos los estratos culturales sean iguales, no por poseer los mismos conocimientos aglutinados, sino por una incultura verbal.

Filoabpuerto dijo...

DOCTORVITAMORTE / BEAUSÉANT / A.MORALES / AMPARO

DOCTOR
¡Salvémoslas ! y con urgencia

BEAUSÉANT:
En ese primer lugar se recibe el primer estímulo: ya desde la cuna, y ya en ella la familia tiene un compromiso educativo ineludible.

A. MORALES:
Millás no defiende el uso de las palabras a la vieja usanza, más bien que no desaparezcan muchas de las palabras pues, su ausencia empobrece nuestro lenguaje.

AMPARO:
Completamente de acuerdo: en grupo y también con medios, que no se dan los que requiere la Enseñanza, cada vez más compleja.

Saluditos
Merce

Filoabpuerto dijo...

VIRGI / JESÚS / LUIS ANTONIO / MERY

VIRGI
Asociadas a la vida, la muerte de unas también invisibiliza aquello que nombra.

JESÚS
Creo que esa simplificación de las palabras va acompañada también de otra simplificación en la observación y en la precisión en las ideas y ya lo creo que es preocupante.


LUIS ANTONIO
¿Y qué sería de nuestras vidas sin ellas? ¿seríamos opacos e incomunicables reductos?

MERY
Esa forma de "igualarnos" por lo bajo, ¡qué pobre es! y sin embargo ¡cómo abusan los medios de comunicación para conseguirlo!

Saluditos a los cuatro
Merce

Loida 2ºBach C dijo...

Cada día utilizamos menos palabras; acortándolas a la hora de escribir un mensaje con el móvil, una carta, hablando a través de los diferentes chats, etc.
Al igual que Juan José Millás, creo que se debería tener en cuenta una actitud “ecologista” de las palabras, ya que se han ido perdiendo muchas.
No nos damos cuenta de que si se van perdiendo las palabras, no nos enriqueceremos muchas veces de agradables conversaciones, de simpáticos mensajes o esperadas cartas, porque la información que nos llega, en algunas ocasiones no es la misma que el emisor del mensaje nos quiere transmitir.
Ante todo debemos saber hablar y comunicarnos bien a través del medio que queramos usar.
Se debería dar más importancia al valor de las palabras, ya que usar el lenguaje de la manera adecuada te abre caminos.
Loida 2ºBach C

Iván Arbelo dijo...

En estos ultimos años,la riqueza de vocabulario se ha ido perdiendo a lo largo de este periodo.Gran culpa de esto lo a tenido internet y la televisión,ya que nos vamos adaptando a lo que se habla por estos medios.Un modo para volver a tener este léxico,es leer mas libros para adquirir nuevas palabras y conceptos;de esta forma no nos iremos al lenguaje común.Cabe decir que cuanto más vocabulario obtengas,tendrás mas culturaa y te será mas fácil defenderte a la hora de habalr con las demás personas.

Erica 2ºC Noct dijo...

No creo ,y soy tajante, es mi opinión de que el lenguaje se esté empobreciendo sino que va evolucionando. El lenguaje a lo largo de la historia, desde que se tiene noción de el, se ha ido modificando y si antes no se ha interpretado que sea para mal porque ahora si?. El que ahora se tenga mucha más información que antes no tiene porque ser sinónimo de decadencia de éste más bien debería aprovecharse para enriquecerlo más, pero otra cosa es su mal uso. Tenemos un idioma increíblemente rico y considero que hay que conservarlo pero si hay cosas que se puedan “agregar” ¿por qué tomarlo como algo negativo?, siempre y cuando se haga de manera consciente claro esta.

Selena 2º C dijo...

Yo en mi opinión quiero destacar lo que dijo sobre la necesidad o capacidad de sorprenderse cuando se habla, porque pienso que hoy en día ya no se valoran simples palabras, quizás, por las nuevas tecnologías que no les prestamos la suficiente atención a la expresión del vocabulario como por ejemplo una bonita y simple palabra como: mamá o un te quiero... son ejemplos de palabras que al oirlas quizás ni se emocionen ni las valoren. Me considero de las pocas personas que por simples palabras con cariño me identifico o me emocionan.

Caminante dijo...

En esa tarea debemos estar, o ponernos, los que amamos las palabras porque, además de bellas, son distintas, puede que haya sinónimos pero de entre ellos posiblemente sólo uno esté capacitado para expresar lo más parecido a lo que realmente queríamos decir. Dando por supuesto la limitación del lenguaje para expresar emociones y sentimientos.

Abrazos... unos cuantos: PAQUITA

Tomas Joshua Pérez 2º D dijo...

Estoy muy de acuerdo con lo que dice Juan José Millas en lo de que como cada vez más se van perdiendo palabras de nuestra lengua y como nuestra forma es cada vez más pobre.
El gran invento de Internet supuso una gran herramienta para el mundo comercial, de las comunicaciones etc.… pero con el paso de los años nos ha dado una gran serie de comodidades a la hora de comunicarnos con los demás, un ejemplo claro es el Messenger que como todo el mundo sabe es una gran forma de comunicarnos con nuestros amigos.Pero las personas les hemos dado por una parte un mal uso y es que hasta hace unos años nos comunicábamos mediante cartas, método en el que desarrollábamos el lenguaje mediante la escritura, pero hoy en día el Messenger nos ha hecho más vagos ya que al escribir prácticamente no escribimos una palabra completa, al igual pasa con los mensaje SMS que a veces al recibir uno o por lo menos pasa en mi caso me vuelvo loco a la hora descifrar el contenido del mensaje.
Creo que el mundo de la tecnología nos ha dado grandes ventajas y comodidades y como estas nos han hecho cada vez más vagos pero también es verdad que no debemos echarle la culpa solo a la tecnología, ya que somos nosotros los que debemos darnos cuenta de que método debemos utilizar para comunicarnos mejor sin empobrecer nuestro lenguaje ya que de seguir así no dentro de mucho tiempo nuestro lenguaje va a pasar de ser el Castellano a un lenguaje de códigos

Moisés Hdez 2º Bach C dijo...

Que la sociedad está en deterioro es un hecho. Y que con el deterioro de ésta, el vocabulario se está reduciendo a una comunicación un tanto basta tambien lo es. Todo parte de la educación que recibamos tanto en la escuela como en nuestras familias. La forma en la que hable una persona dice mucho de ella y eso nos puede ayudar o jugar una mala pasada en nuestro futuro laboral. Otro gran problema es la escritura y la mala ortografía y personalmente achacó este problema a las nuevas tecnologías que tienen por tradición convertir nuestro lenguaje en auténticos textos imposibles de leer. Pero estos problemas que he nombrado no son comparacion con la television basura que existe hoy en nuesto país. Personajes que delante de las cámaras les dan autenticas patadas al diccionario sin importarle quien pueda ser receptor de esas barbaridades.

Christian Pérez Torres dijo...

Me apoyo en la postura de Juan José Millas y estoy de acuerdo con la frase que dice: ``cada vez somos más iguales pero también más tontos.´´ La tecnología que proporciona ``abundancia nos está dejando en la indigencia ´´.
Yo creo que cuanto mejor sea nuestro lenguaje, mejor es la manera de expresar nuestros sentimientos o expresar algo con exactitud, también es muy importante para la vida laboral o la vida de uno mismo. Pero también opino que tenemos que abrirnos a otras maneras de hablar y expresarnos no tenemos que seguir estrictamente unas formas. Con mis colegas el ``el cuerpo ´´ no me pide hablar con un lenguaje más técnico pero ya con un profesor o mi jefe si.

Shiel dijo...

En mi opinion, le doy toda la razón a Millás, ya que cada vez somos mas incultos en la sociedad. La sociedad cada vez va a peor en cuanto a nivel intelectual de las personas se refiere.

unos de los culpables de este enpobrecimiento de las palabras son las redes sociales, no debemos contagiarnos con abreviar palabras, sino escribir como si de un texto se tratara,la television, solo se ven tonterias no ponen casi nada importante para la sociedad. por ello para mí la sociedad va a seguir yendo a peor y el empobrecimiento de las palabras va a ir en aumento si seguimos con este sistema.

Y aprovecho, aunque no venga a cuento a dirigirme a aquellas personas que creen tener algo, y que luego son unas incultas y tienen un vocabulario pésimo, a que recapaciten y se den cuenta de que tener algo de cultura te diferencia de los demás y es muy importante en esta vida tener un vocabulario amplio y ser una persona con unos valores.