miércoles, 14 de marzo de 2007

38.-OTRO MAR: Un MAR de NUBES


FOTOFILOSOFÍA Y FOTOPOESÍA

Os pedimos vuestra participación en esta nueva categoría que abrimos. Son much@s los compañer@s de otros grupos del IES que quieren participar enviando sus poesías, relatos, imágenes al blog. Por eso iremos incorporando todo lo que nos envieis: filoabpuerto@gmail.com . En esta ocasión SOBRE EL MAR: ya sabéis: imágenes que te gusten comentadas, poesías, relatos, comentarios, lo que quieras.
Muchas olas, olas, olas..... para tod@s

Los alisios, amigos vientos de las Islas Canarias, proceden del Nordeste y tras un largo recorrido marítimo tropiezan con el majestuoso relieve isleño formando entre los 500 m y los 1500 m. un conjunto de nubes bajas, un auténtico “mar de nubes” . En la imagen: Tenerife desde otra isla, el Teide nevado al fondo, sobre "un mar de nubes".
imagen: www.not.iac.es


19 comentarios:

Ayoze Martín (3º ESO C) dijo...

Me gustaría ser un mar de estrellas, para cuando mires al cielo te acuerdes de mí.

Me gustaría ser un mar de soles
para que al mirar su brillo
mi resplandor te ilumine

Pero prefiero ser un mar de corrientes de amor, de tu amor

Me gustaría ser el mar que siempre has soñado

Isis (3º ESO C) dijo...

Si cada vez que tu cara se reflejara en el mar,
una estrella se iluminara…
no habría en el cielo estrella que no brillara.

Meri (3º ESO C) dijo...

De vez en cuando iba a la Barceloneta. Me gustaba sentarme en la orilla y contemplar las olas del mar, era el Mar Mediterráneo y estando así sentada, me venía al recuerdo una canción de Serrat: Mediterráneo:
“Quizá porque mi niñez
sigue jugando en tu playa
y prendida tras las ramas
duerme mi primer amor
siento su luz y su sol
por donde quiera que vaya…

Ahora vivo en Tenerife, frente al Océano, pero sigo recordando mi Mediterráneo

de Rafa León dijo...

A través de tu mirada

Tras el miedo con que oculto mis anhelos
Broquel de cortinas celestes,
Te veo desnuda,
Mirando al mar.

Y en la curva delicada de tu espalda
Surge un canto delicado de sirenas
Que imagino en mis delirios que me llama
Al embate dulciamargo de tus olas,

Y comienzo la ilusoria singladura
De tus ojos al confín de los océanos
Donde el viento está en calma
Y en las nubes
Se dibujan con los dedos del ocaso
Los sueños perdidos que, ciego,
Nunca dormiré a tu lado.
(RAFA LEÓN)

(inspirado en un cuadro de Mar Sánchez)

Luis Pablo ( 3º ESO C) dijo...

UNA TARDE DE BUCEO:
Oigo:
sólo las burbujas de la botella de oxígeno, glu glu glu...gu glu glu...parece el latido del agua. Me relaja ese pulso, no peso nada, no tengo miedo aunque estoy sólo ahí abajo. Me asusta más que dejen de quererme, la soledad que se siente en compañía, dejar de reir, eso sí que me asusta

Fran Manzano (IES Agustín de Bethencourt) dijo...

El mar, la mar...eres padre y madre del universo conocido, dueño de la sabiduría de los hombres y mujeres y de los tesoros más deseados. Capaz de hundir el barco más grande y, a la vez, dormir al niño más pequeño apagando su llanto con el beso de tus olas yla orilla.

Cuando se destruya el mundo en que vivimos, tú serás fuente de vida en la tierra para siempre.
¡Ojalá pudiera volver a lomás hondo de tu alma para diluirme en tu belleza, cuando deje de respirar!

isis 3º E.S.O C dijo...

JUEGO DE PALABRAS

A mi archipiélago de 7 islas lo rodea el mar.
El mar azul, azul como el cielo, frío, frío como el hielo, caliente, caliente como fuego.
Tenerife invierno, Teide, nevar…
Tenerife verano, mar, disfrutar…
mar: jugar, saltar, soñar de infinitos y delfines, sueños, mar, mar, imaginar, mar, mar difícil olvidar.

laura y dayana (3 e.s.o c) dijo...

BAILAR EN EL MAR Hice natación sincronizada durante un tiempo, para mi fue una experiencia muy bonita, hay que esforzarse mucho para tener una grata recompensa: repetir ejercicios muchas veces, coordinarnos todas como si fuéramos brazos y piernas de un mismo cuerpo. Este deporte desarrolla el compañerismo y la flexibilidad del cuerpo y de la mente.
Los ejercicios mas hermosos eran aquellos en los que nos sumergíamos y sacábamos las piernas componiendo diferentes formas como si fuéramos parte del océano, a lo mejor sus sirenas.

Alex ( 3º eso c ) dijo...

Adivina adivinanza...

- Su susurro es inconfundible,
Su olor es agradable.
La gente la respeta porque
su fuerza es imparible.

¿Qué es?

Tamara ( 3º eso c ) dijo...

- Me parece que el Mar, ¿no?

Alex ( 3º eso c ) dijo...

- Pues no Tamara, porque es mi madre, y menuda fuerza tiene.

Manuel Cantero dijo...

UNA ANÉCDOTA EN EL OCÉANO

Decirle a unos isleños que yo vi el mar por primera vez a los 17 años debe sonarles a broma o a carcajada. Pero es así. Yo soy de tierra adentro, y en años en que no era normal eso de los “fines de semana” (los estudiantes teníamos clase todo el sábado). No viajé nunca a la playa más cercana, que estaba a la “enorme” distancia de 60 kilómetros.
A los 17 años fui a El Puerto de Santa María, en la bahía de Cádiz, y allí vi por primera vez el mar. Y ya con 18 años y 5 meses tuve que bañarme allí, en el Océano. Y digo “tuve” porque si no me obligan, no me meto (a mí, el agua en más cantidad de un vaso, me impresionaba). Era en medio de unos 50 compañeros, y sin perder pie, en una playa de muy suave pendiente. Pero yo tenía un miedo atroz.
Al segundo o tercer día me había quedado solo para entrar en el agua, porque mis compañeros ya estaban dentro..., a dos metros... Y vi venir una ola “inmensa” (como de medio metro, si acaso), y como el mar no es mi fuerte, pensé que había que presentarle pecho a la “terrible ola”. Y me pegó tal viaje que acabé rodando por la playa, pensando que era mi último día... Y con los ojos cerrados por el terror, pude constatar para mi mediana tranquilidad, que no tenía agua por arriba... Bueno: la verdad es que ni por debajo. Estaba en plena arena, y ya rodeado por mis compañeros que venían a “auxiliarme”.
En este “mi gran peligro de muerte” hasta me puse enfermo y tuve que dejar la casa de la playa para “reponerme” del susto.
Tras 10 días de soñar cada noche con los baños de mar, y en mis sueños pensar lo bien que yo podía nadar, me reincorporé al grupo, ¡y hasta me bañé un poco más relajado!

jose manuel 2º bachillerato dijo...

grandes mareas hay a mi alrededor
caminado estoy sobre ellos
y, solo me encuentro
y nadie hay a mi alrededor
siento que estoy volando, no caminando
pero a veces
no siento el volary el caminar
es la sensación de estar parado
y no poder avanzar
día y noche lucho por avanzar
para que un día
pueda dejar el mar
y poder tocar la tierra
¿cuando llegará ese día?
¿por qué cuesta tanto llegar?
la desesperación no me deja avanzar
con los grande mares que hay
y no poder avanzar
siento que no llegaré, pero,
veo algo en el horizonte
veo una preciosa montaña nevada
estoy llegando a tierra
cada vez que avanzo más
la montaña es más grande
la desesperación deparece,
dentro de mí, crece la alegría
sentir que llegaré a tierra
me hace sentir feliz
pero triste me quedaré
cuando abandone el mar
grandes experiencias he vivido
tristes, alegres, buenas y malos
pero en tierra hay gente que me quiere
y allí estaré hasta que tenga que regresar
de nuevo, a la mar.
este poema lo he creado yo porque me lo han pedido, no es muy bonito pero es lo mejor que pude hacer en epocas de examenes.

Luis Pablo (3º ESO C) dijo...

…… CUENTO POR QUÉ ME GUSTA TANTO EL MAR……

Cuento por qué me gusta tanto el mar, el océano para mí es algo muy importante, cada vez que buceo a 25 metros de profundidad parece otro mundo muy distinto, sin fábricas, ni coches, etc….
Me siento muy relajado y muy inspirado con ganas de hacer más cosas, al igual que cuando estoy con la tabla de surf, también es otro mundo muy divertido y diferente al de bucear porque las olas cuando te empujan sientes que estás en suspensión mejor dicho parece que vuelas, es algo que a mucha gente le gustaria sentir aunque sea una vez en su vida….

Gabriela dijo...

CANTICO MARINO

Bordeas mi tierra, y en algo, bordeas mi alma…
Me siento, como una prolongación tuya…
Y estás ahí, fiel, azul, ancho…

Eres más que agua y océano….
…eres, sueño, nostalgia, deseos de aventura…
Y los niños te miran desde tierra,

Por todo lugar, esta tu canto salado…
Tu esencia acuosa…
Tu vida palpitante…

En cada ola, un sueño…
En cada velero, una historia lejana…
En cada puerto, miles de vidas caminantes…

Y verás la tierra, desde tu realidad azul…
¿Y que pensarás, de nosotros ¿
Los que adoramos, tu profundidad marina


El mar, la mar….
Desde él me llena, el cántico, de las sirenas dormidas…

Cuando en bajamar , me encuentro, observo el vuelo
…El vuelo dormido, del aire en el acantilado…

Cuando en altamar, camino, juego, con los granos de arena
En la playa, como cuando niña…

Vivo, tu presencia…

Dailys dijo...

Cuando veo el mar le hallo una gran semejanza con el ser humano, el agua del mar ocupa las ¾ partes de la tierra, al igual que las ¾ partes del cuerpo humano están compuesta por líquidos. El mar al igual que el ser humano es intenso e impulsivo. En el nacen miles de seres vivos, pero también ha provocado que mueran otros miles. Es profundo, es hermoso y misterioso. Si tuviera que describir el mar con una sola palabra no la encontraría, ni la grandeza de la Lengua Castellana puede encerrar tal belleza y perfección en sólo unas sílabas, es imposible.

merce padilla dijo...

A TOD@S:

Hay un MAR dentro de nosotr@s, es increible la creatividad, plasticidad, expresividad que surge de cada uno de nosotros.
Me encantan todas las expresiones sobre el mar expuestas, os animo a continuar....

Manuel Cantero dijo...

“INMENSIDAD” DEL MAR

Cuando uno quiere describir el MAR, la palabra que antes se le viene a la boca es “inmensidad”. Y le expresa a uno algo inabarcable, misterioso, profundo, inasequible…, y a la vez, gozoso, juguetón, de esparcimiento, libertad, descanso…
MAR, “el mar”, “la mar”, masculino y femenino a la vez para sentirlo más grande, más amoroso, más atractivo, más inmenso. Precisamente por grande, porque desborda todos nuestros límites mentales, nos resulta más atractivo, más novedoso, más deseable… Y podemos pasarnos horas mirando al mar sin cansarnos, sin aburrirnos…, ensimismados.
Este es el atractivo que nos subyuga. Al contrario de lo pequeño, lo inmediato, que aprehendemos. (Aprehender es “agarrar”, “poseer”, “dominar”, con nuestro puño cerrado o nuestro entendimiento corto). La persona humana está hecha para mucho más y goza el día que algo más grande le desborda, porque le es un estímulo para seguir buscando…, para saber que puede avanzar sin que las fronteras le limiten.
“El MAR”, “la MAR”, no limita. Siempre se extiende por delante, más allá… Siempre invita a buscar sus misteriosos y bellos fondos inabarcables; otras veces a sentirse en medio, abismado entre el Sol en lo alto y el agua interminable a los pies.
Inmensidad del MAR, que nos llama a la inmensidad de nuestros pensamientos y sentimientos. Algo que siempre admite más y nunca aburre ni causa desasosiego por no alcanzarlo. Estamos hechos para eso.

Enzo Longo (3 ESO C) dijo...

El Mar

Hasta hace un año y medio yo vivía en Italia en la región Liguria, su capital es Génova, como sabéis está al norte de Italia y esa zona está al norte de Italia y esa zona está bañada por el mar de Liguria. Mis recuerdos de este mar son: cuando iba a la playa con mis amigos y nos divertíamos un montón, el mar estaba limpisimo, y nos pegábamos días enteros en el agua. Echo mucho de menos esos momentos de felicidad