domingo, 10 de diciembre de 2006

9.-Una película: "El show de Truman"



Hemos comentado en clase diferentes películas en las que encontramos una relación con el mito de la caverna de Platón, "Mátrix", "La rosa púrpura de El Cairo"... "El show de Truman"es otra. Truman vive una "realidad irreal", es víctima de un montaje televisivo, hoy tan de moda como los de "Gran Hermano" y demás reality show, sólo que Truman no eligió participar en ello.
Truman sospecha que la vida que vive no es "auténtica" y esto le induce a cuestionárselo todo. Desea conocer, quiere averiguar la verdadera "esencia" de la realidad. Como el prisionero de la caverna platónica, Truman va liberándose de sus cadenas hasta descubrirlo todo

5 comentarios:

Jaime Arriazu 2ºBach-B dijo...

1. SINOPSIS
Truman es el protagonista de la película. Desde antes de nacer, cuando está en el vientre de su madre se convierte en el protagonista de una serie. Él no sabe nada de ello pero vive una vida que no es real, está viviendo en un gran plató de TV, como si fuera una ciudad y todo el mundo con los que vive son actores. Él poco a poco se va dando cuenta de lo que está pasando. Al final cruza el mar, pese a tener miedo al agua ya que le contaron que su padre murió en un accidente náutico que tuvieron ambos al atravesar el mar; llega al final del plató y se da cuenta de todo: eran un mero “objeto de consumo”, habían comercializado su vida sin su conocimiento.
2. RELACIÓN CON EL MITO DE LA CAVERNA
Truman , al igual que los hombres en el mito de la caverna se encuentran encadenados, Truman se encuentra prisionero en un mundo del cual lo que conoce y sabe de él no es cierto. Igual que en el mito de la caverna pensaban que las sombras estaban vivas, un personaje que se libera y conoce el mundo real puede asimilar su confusión, lo erróneo de sus “certezas”, la “irrealidad” de esa vida, etc. Truman sospecha que hay otra realidad, que lo que él está viviendo no es lo “auténtico”. Truman representaría el prisionero liberado, el prisionero que se hace filósofo, que quiere descubrir “otra verdad” o, mejor dicho, “la verdad”.
¿VIVIMOS NOSOTROS UN MUNDO COMO EL DE TRUMAN?
En mi opinión yo pienso que un poco sí, ya que nosotros nos guiamos un poco por todo aquello que vemos, escuchamos, etc. en los medios de comunicación y tal vez nos encerramos en eso. Hoy en día el materialismo es lo que más presente está..
Últimamente todo el mundo piensa en comprar esto o lo otro y eso es lo que te hace ver y por eso a veces, en mi opinión parece que estamos encerrados en un mundo que no es realmente el nuestro que todo es ficticio; porque, desde luego, la “realidad” o la “verdadera existencia, no consiste en el mero consumir.


Fecha: 01/12/2006 14:48.

Ainhoa 2 bach dijo...

Por mucho que se nos repita que vivimos en el mejor de los mundos, siempre existe la sospecha de que hay algo mejor. Una sospecha que hace pensar en Platón y esas ideas de las que éste mundo es sólo una representación imperfecta.Sólo si nos cuestionamos si hay un mundo mejor llegaremos a descubrirlo.
Fecha: 01/12/2006 18:23.

Jessica.O 2º Bach A dijo...

Esta película esta muy bien y refleja perfectamente el mito de la caverna. Aconsejo que los que no la hayan visto que la vean y se darán cuenta de las similitudes con el mito platónico.
Fecha: 03/12/2006 15:16.

Dailys dijo...

Yo no he visto la película, por lo que no puedo dar una opinión crítica, pero en cuanto a lo que me han contado mis compañeros, puedo decir que tanto en el mito de la caverna de Platón como el show de Truman, reflejan una verdadera realidad, porque a veces vivimos en la oscuridad, si querer averiguar que hay más allá o incluso si hay algo más, vivimos encadenados a la ignorancia conformándonos solamente con la hoguera de imaginación. Y no puede ser, tenemos que salir de la caverna y avanzar hacia la luz del conocimiento y superarnos a nosotros mismos cada día, con cada reto.
Fecha: 03/12/2006 17:49.

Paco Santalla dijo...

Tras leer lo expuesto en este blog he de reconocer que no había pensado en la enorme similitud de la película con el mito de la caverna.
Parece mentira, pero en muchas ocasiones, lo obvio, lo que tenemos delante de nuestras narices es lo menos accesible. Cuando vuelves a ver la película con esta mentalidad, podemos encontrar multitud de detalles que el protagonista debería haber observado y a los que increíblemente no atiende. ¿Cómo no se da cuenta hasta el final de la manipulación a la que se encuentra sometido?. Vive en “un mundo feliz”: feliz rutina diaria, feliz consumo de lo anunciado por la tele, felices y estandarizadas relaciones con sus vecinos… ¿existe alguna diferencia con nuestro “verdadero” mundo feliz?.
Cuando se despide del enorme plató y cruza la puerta ¿accederá a la realidad autentica y no manipulada?¿Eso existe… en realidad?.